Cine CríticaGente PV

La torre Oscura: Como decepcionar a cinéfilos y bibliófilos

Por Carlos Sebastián Hernández Álvarez

.

Empezaré diciendo que el mayor mérito de esta película es que en una hora y media logra mantenerte en suspenso, ya que no hay manera de saber si la siguiente escena será igual de narrativamente irrelevante que la anterior.

Admito no ser fan del material bibliográfico en el que se está basando La Torre Oscura, y estoy seguro de que este es infinitamente superior a su adaptación cinematográfica, solo así se explica por qué los seguidores de la saga literaria defienden el intento fallido de cine de ciencia ficción/fantasía/drama.

La Torre Oscura nos presenta la historia de Jake, un joven que tiene visiones sobre una gigantesca estructura, la cual es la fuerza que mantiene el equilibrio en el Universo, y de un hechicero maligno que desea destruirla para poder desatar el caos y gobernar a los monstruos que acechan más allá del cosmos. A su vez, la trama gira en torno a Roland (interpretado por Idris Elba), un pistolero cuyo objetivo es tomar venganza por la muerte de su padre a manos del Hombre de Negro.

Esta cinta es un cúmulo de ideas, personajes, líneas argumentales y conflictos que no tienen ni pies ni cabeza, que además se encarga de arruinar los pocos elementos interesantes que posee dejándolos inconclusos o simplemente presentándolos como si el espectador tuviera la obligación de conocerlos de antemano.

Parece que la mayor preocupación de los realizadores de esta película fue intentar llenar cada escena de referencias de los libros de Stephen King que supuestamente marcan el inicio de un universo cinematográfico (sí, otro más) inspirado en las novelas del autor. Que mal augurio empezar con este filme.

Ya IMDb, Metacritic, y Rotten Tomatoes se encargaron de exhibir sus errores y fracasos, reflejados en sus puntajes. Si descubre para quien está dirigida esta tortura audiovisual por favor, hágamelo saber en sebastianha96@hotmail.com.