EntrevistaGente PV

“El servicio al cliente es la esencia del JB”

  • Entrevista a Rolando Navarrete Meza, Gerente General del JB.

.

Por Miguel Ángel Ocaña Reyes

.

Poseedor de una bien definida filosofía del trabajo, el señor Rolando Navarrete es un hombre que vive entregado a su labor, como Gerente del JB tiene especial cuidado en ofrecer el mejor servicio a sus clientes, lo cual ha sido su clave del éxito. En entrevista comparte su experiencia en este centro de entretenimiento nocturno.

¿Cómo fueron los inicios del JB?

Abrimos en 1995 con un concepto muy diferente a lo que había antes, que eran solamente discotecas y música de banda, somos los pioneros de la salsa, la bachata y la cumbia, entonces la gente que venía nos comentaba, “Rolando, pero Vallarta es de Discoteque y banda, ¿quién te va a bailar la salsa, quién te va a bailar el merengue?, entones empezamos a meter clases de bailes los martes, jueves y sábados, y la gente empezó a venir, pero de hecho había gente que bailaba en ballet folclórico, que bailaba banda y no lo aceptaban, sin embargo también había otro sector de personas que buscaban la música latina, gente que llegaba a venir de Canadá, Estados Unidos, ahora ya viene la gente a las clases de salsa, todo ha ido evolucionando, y la música y el baile es toda una cultura que ha ido fluyendo poco a poco.

¿De quién fue la idea de crear el JB?

Esa idea fue del señor Alberto Avelar, dueño y propietario del lugar en conjunto con Javier Baños hicieron el concepto, yo entré poco después de Javier, en épocas diferentes.

¿Cuál ha sido la clave del éxito de JB?

La clave del éxito ha sido el la atención al cliente y la calidad y calidez que le hemos dado a la gente de Vallarta, hay reglas muy puntuales en JB para poder ingresar, que creo que también es uno de los puntos importantes del éxito, como no traer playera de resaque, no shorts, no sandalias, no gorras, no sombreros, no personas en estado de ebriedad, y no menores de edad, y no permitimos personas en estado de ebriedad porque queremos darle seguridad a nuestra clientela, si alguien llega muy tomado, desde la puerta se le explica sin que se sienta ofendido, que no podemos dejarlo pasar y lo invitamos para la próxima vez, le damos su lugar a la gente, la cuidamos, hasta ahorita nunca se ha perdido nada, es muy raro que haya un problema porque lo evitamos desde afuera. El servicio al cliente es la esencia del JB.

Es un lugar para divertirse sanamente…

Así es, claro que viene gente que piensa que es familiar, porque vienen con la esposa, con la novia, con los papás, con una amiga, y saben que van a ir al baño y nadie las va a molestar, entonces se visualiza el tipo de gente que viene con nosotros, la gente viene a bailar, y creo que es el único lugar en Puerto Vallarta que tiene pista de baile y área de fumar separadas, el área de fumar está acondicionada con asientos de piel, tenemos plasmas, extractor de humo, aromatizante, y aunque venga gente que no es de Puerto Vallarta, ya te preguntan dónde está el área de fumar, cuidamos mucho esa parte para que la gente no fuma y que a veces sales oliendo a cigarro, aquí no pasa, el área de fumar no huele a cigarro.

¿Cómo ha evolucionado JB a lo largo de 22 años?

Cuando recién abrimos no teníamos un espacio tan amplio ni la comodidad para los clientes, eso fue algo que nos fue preocupando, así que abrimos otra pista de baile, y conforme la gente fue aceptando el concepto, hicimos eventos, con invitados de la talla de la Sonora de Margarita, Sonora Tropicana, Sonora San Francisco de Guadalajara, Sonora Carruseles, Diego Morán de Colombia, Caminantes, Yonics, infinidad de grupos, comediantes como Tony Flores, Jo, Jo, Jorge Falcón, Teo Gonzáles, Memo Ríos, Omar Alonso, Franco Escamilla, hemos presentado comediantes y también solistas, también hacíamos fiestas latinas, la idea es meterle variedad constante al lugar, para que no sea siempre lo mismo, eso es importante, tener una variedad constante para nuestros clientes que son lo más importante en JB. Próximamente celebraremos el Grito, pero también celebramos el Día del Papá, Día de la Mamá, algo diferente, y siempre buscamos patrocinadores y rifamos regalos para ellos. En los cumpleaños hacemos un show personalizado en la mesa, ponemos el nombre en las pantallas, etcétera.

¿Qué ha sido lo más satisfactorio de sus años en JB?

Mi mayor satisfacción es que la gente nos siga visitando, tenemos clientes repetitivos desde hace muchos años, ha pasado muchísima gente, hay anécdotas de personas que aquí se conocieron, después se casaron y ahora sus hijos son los que vienen a bailar al JB. Otra anécdota muy grata fue que a su esposa la mandaron a caminar del Seguro Social, pero su esposo dijo, no, vamos a bailar al JB, al rato me dice el señor, Rolando, ya me voy, mi esposa se va a aliviar, salieron y como a los 25 minutos me avisaron “ya nació la niña”,  fue una anécdota muy bonita.

¿Cómo ha sido la competencia?

Pues ha habido otros lugares, han querido abrir con el mismo concepto pero la esencia y originalidad la tenemos nosotros, nos tocó picar piedra, porque como te decía, la gente de Vallarta era de música de banda, para eso metimos las clases de salsa, y bueno, de ahí surgieron otros maestros que están en algunas academias de baile, incluso hemos tenido concursos de baile, de salsa, de bachata, la idea es darle variedad a nuestros clientes.

¿Hacia dónde va JB en adelante?

A seguir mejorando cada vez más, vienen muchas sorpresas para la gente de Vallarta.

¿Se ha pensado en otra sucursal de JB?

Se ha pensado pero no se ha cocinado muy bien, estamos en un lugar privilegiado, cerca de donde está toda la gente, pero quiero aprovechar para invitar a toda la gente, porque habrá quien no conozca el JB, pero escuchan hablar del JB, ahorita tenemos la aceptación de mucha gente joven, porque variamos música, saben que no solamente tocamos salsa, de hecho en una noche normal pongo un 10% de salsa, porque también ponemos merengue, bachata, cumbia, rock and roll, música de los setentas, ochentas, noventas, cha cha cha, de antro, le variamos para que se sienta un ambiente de verdadera fiesta en el que la gente se sienta feliz, la idea es hacer a la gente feliz.

¿Cuál es su filosofía de trabajo?

Lo importante de un lugar como este, no es que se proyecte el gerente, porque si proyecta el negocio, el negocio va a hablar de ti, primero preocúpate por el negocio, porque soy una de las personas que no ve a este lugar como su trabajo, sino como mi negocio, porque de aquí como, come mi familia, y la familia de cada uno de mis compañeros, disfruto mi trabajo, me gustan las relaciones públicas, ya son 24 años trabajando, alguna vez Javier Baños me dijo, “felicidades, superaste al maestro.”

¿Cómo empezó en este ambiente?

Yo empecé de discotequero, en Acapulco estaba estudiando, de ahí me vine para acá ya casado a los 20 años, así me fui desarrollando estuve en Mirage, en varios lugares, aquí tuve dos periodos, y aquí continúo. Yo empecé de garrotero, de ayudante, y a los dos años tres meses ya era capitán de meseros, a los cuatro años siete meses, ya era gerente, siempre fui muy aventado, siempre me ha gustado el trabajo, me han gustado los retos.

¿Qué ha sido lo más difícil en el ambiente?

La soledad, porque yo no fumo ni tomo, ni tomo drogas, de repente en este tipo de lugares se da mucho eso, pero en mi caso no ha sucedido, trabajar en la noche es muy difícil, incluso mis hijos me lo dicen, que ya deje esto, en este trabajo debes tener tu vida bien balanceada, desde tu alimentación, todo, los vicios son una amenaza constante, voy a cumplir 49 años el 14 de octubre, en este ambiente agarras una malicia tremenda, y en los años que tengo en esto, y le doy gracias a mi padre, al que está arriba, a Dios, no sé lo que es hasta ahorita, lo que es el licor, el cigarro, y me siento orgulloso de mí, que no lo que es una droga, todo está en la cabeza, tengo mis hijos, los mayores tienen 27 años, me acaban de hacer abuelo hace poco, va a cumplir dos meses, tengo dos hijos varones y cinco mujeres, y todos están estudiando, ninguno quiere agarrar este trabajo, porque se dice que quien trabaja de noche vive el doble, por eso digo que se debe tener una vida balanceada, la alimentación, controlar las emociones, tener mucho equilibrio.