Artero crimen de un destacado estudiante

Los manifestantes exigen justicia y seguridad en las calles de la capital del estado.

.

  • El joven Francisco de la Preparatoria Tonalá fue ultimado por un malhechor que cuando intentó quitarle su celular.

.

Puerto Vallarta
José Reyes Burgos

.

Miles de estudiantes y trabajadores de todas las instancias y planteles de la Universidad de Guadalajara marcharon por las calles del Centro Histórico de Guadalajara para exigir justicia y seguridad en las calles, ya que la delincuencia ha estado azotando a los alumnos, situación que se evidenció la semana pasada tras el asesinato del joven Francisco de la Preparatoria Tonalá, quien fue ultimado por un malhechor que cuando intentó quitarle su celular.

Con vestimenta casual o blanca, pancartas con mensajes de exigencia y reunidos en grupos, los contingentes de estudiantes de distintas preparatorias y centros universitarios caminaron por alrededor de media hora, hasta aglutinarse en la Plaza Liberación del primer cuadro de la ciudad.

Ahí, esperaba un escenario en el que ya estaban situados líderes estudiantiles de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y directivos de la UdeG. Mismos de quienes algunos tomaron la palabra al micrófono y expresaron su indignación por lo sucedido y expresaron su consternación, así como exigieron a los tres niveles de gobierno actuar para garantizar seguridad.

Destacó el pronunciamiento del rector general de la Universidad de Guadalajara, Itzcoatl Tonatiuh Bravo Padilla, quien frente al saturado contingente de estudiantes y trabajadores de la máxima casa de estudios de Jalisco lamentó que un derecho humano como la seguridad, que a su vez permite la vida, no pueda ser gozado por estudiantes y ciudadanos de la sociedad

“El día de hoy venimos en forma pacífica a decir ‘ya basta’ a la inseguridad, no pedimos ningún privilegio los universitarios (…) pedimos seguridad ciudadana para toda la sociedad que se merece el servicio fundamental de seguridad para poder llevar una vida tranquila y en paz”, dijo el rector.

En el mismo acto, el rector pidió exista una coordinación entre los tres niveles de gobierno para que las acciones de las corporaciones de seguridad puedan realmente combatir  la delincuencia y no poner pretextos como hasta ahora, pues de este modo los ciudadanos sufren las consecuencias.

“Lo pedimos a nombre de toda la sociedad (…) para que no haya más franciscos, para que los estudiantes puedan ir a estudiar y las personas a trabajar sin miedo”, añadió. Enseguida, exigió a nombre de la Máxima casa de estudios de Jalisco un acuerdo por la paz en Jalisco, entre todas las agencias de seguridad, instituciones, partidos políticos y responsables “para trabajar en favor de la sociedad y cumplirle a la ciudadanía”.

También, Bravo Padilla sugirió que se monte una mesa de diálogo y diagnóstico entre las universidades e instituciones públicas para proponer soluciones y ver resultados cada 15 días, esto para llegar a combatir la inseguridad de manera pronta pues el rector dijo que con las condiciones actuales “la seguridad de 250 mil estudiantes y trabajadores de la universidad”.

Por su parte, representando a todo el Comité Ejecutivo de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), el presidente de esta organización, Jesús Arturo Medina enfatizó que la marcha “no es un acto de miedo, sino de coraje, tenemos coraje porque les advertimos, fuimos a la comisaría municipal, a la Fiscalía y les advertimos”, sin embargo, todo resultó en ningún acción pues el resultado está visto en el caso del fallecido estudiante Francisco.

Así mismo, Jesús Medina advirtió que ya existen más de 250 denuncias de estudiantes que han sido afectados por la delincuencia, desde asaltos y acosos, hasta lamentablemente fallecimientos, una situación “que no se puede perdonar ni quedar impune, por eso exigimos justicia y paz”.

“Ya basta, esto tiene que parar, no lo vamos a seguir permitiendo, vamos a organizarnos y actuaremos, porque tenemos coraje”, ultimó el lider estudiantil a las autoridades a las que acusó de no haber actuado de forma suficiente para evitar la muerte del estudiante Francisco.

.

LAS CONSIGNAS

Al unísono de gritos como el de “Seguridad a nuestra universidad” o “No tenemos miedo”, numerosos contingentes de estudiantes se hicieron notar en el centro de la ciudad durante la marcha y el mitin con motivo de la ola de crimen que azota a los alumnos en las periferias de sus planteles educativos.

.