Vallartenses no sabemos exigir

Que  no  se  hagan las obras públicas  “urgentes” y hasta   prometidas   para Puerto Vallarta,  no es  novedad.

Lo  de la  “vía  rápida”  Guadalajara-Puerto  Vallarta  , es  promesa de político  desde  que los políticos usaban  sombrero.  Cada  tres años  y  cada sexenio,  cuando “sale el pinto-entra el pinto”,  la  promesa se  repite,  se  reitera, se modifica,  se  enriquece,  se conecta con macro libramiento   también de  saliva y  sigue en las  mismas.

Por supuesto que  se  entiende ,  cuando se  trata de contar lo bueno que  el  turismo  es prioritario,  que  uno  de nuestros  orgullos   es  su crecimiento año tras  año  y  que por lo mismo  , todos los mexicanos   debemos  llenarnos de optimismo respecto a nuestros gobiernos. Suenan bien los  anuncios, pero ¿por qué , si  “el  turismo  es prioritario”  no  tienen  prioridad las   indispensables obras  públicas, la  infraestructura actualizada para un   destacado  destino  turístico mexicano,como  es Puerto  Vallarta?.

Respuesta: Porque no  sabemos unirnos  y  exigir.

Por  eso  les  vale.   Poco  hacen  y lo poco que hacen lo  hacen  mal . En este momento,  el  “pedacito de  super  carretera”  que  la  Secretaría de Comunicaciones  y Transportes presume como “cumplimiento de promesa”  ,  no se puede  utilizar ,   después de unos  días  de absurda “inauguración”.

Simplemente les  quedó mal. Se les derrumbó.  Menos mal  que  no  incluyó  socavones   y  que ni  pendiente les  da,  porque  “es  para  Puerto Vallarta”.

Por  supuesto que  la obra   estatal de la  carretera estilo  siglo  pasado: Vallarta- Mascota-Ameca-Guadalajara,   también  está   inservible. Esa,  desde siempre ha sido “camino de  temporal”  —no   debe utilizarse cuando  llueve—. Se gastó  dinero como si fuera  tramo de  carretera   alemana  , pero en  cuanto se inauguró  empezó  a   desmoronarse.  ¿Tan  malos  son  los “inges”?  No. Mas   bien la hicieron al  aventón , porque era  “para  Puerto  Vallarta”.

Ahora  mismo  hasta socavón   le  salió. 15 kilómetros  de  derrumbes y  socavones.  Palabras  mayores.   30  derrumbes  en  menos  de 15  días,  entre  Mascota  y Puerto  Vallarta. ¿Para  qué  necesitamos   ciclones  , con  esas  terroríficas  obras públicas?.

Ahora  descubren  los   “inges”  que   es necesario hacerle otro  puente.

Ya no  se  trata  de rellenar  y parchar.  Se imaginan :!Un puente!  , en  lugar  de  alcantarilla  lucidora.  ¿Para cuándo? , Para  dentro  de  tres   campañas políticas   y dos  sexenios. Mientras   tanto,  a rodearle , a  vadearle ,   a   sacarle la  vuelta.

¿Suena  todo  esto  acorde  a lo  que  Puerto Vallarta ofrece y cumple   al turismo internacional  y a lo que Puerto Vallarta aporta a   Estado y Federación?.  Por  supuesto  que  no.

Entonces  ¿qué nos pasa  para  dejarnos  ,  para que no existamos, para  tratarnos  como  les da   la gana y  dejarnos  a  nosotros   dando la  cara   de  “ustedes  disculpen”  ante   los  visitantes?.