Virar a nuevos rumbos

Ricardo Monreal.

.

Molesto, dolido hasta el grado de reflejar en su cara lo que le ocurre como político Ricardo Monreal está a punto de dejar el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para unirse a otro partido y buscar la candidatura por la Ciudad de México convertida en el estado 33 de la República Mexicana.

Ricardo Monreal se unió al proyecto de Andrés Manuel López Obrador tras gobernar por seis años, su estado natal zacatecas. Se considera él mismo constructor, o por lo menos factor determinante para el proyecto de MORENA con Andrés Manuel López Obrador. La magia se rompió con la encuesta entre los posibles aspirantes al gobierno de la Ciudad de México, encuesta que lo colocó en el último lugar de cuatro aspirantes.

Fue una puñalada directa al corazón del político, quien desde hace más de veinte años ha hecho una carrera muy importante con representaciones de diferente tipo hasta ganar la delegación que gobierna en el Distrito Federal. Es la delegación más importante por estar diseñada para gobernar el centro de la capital azteca.

Ayer en el programa Ciro por la mañana de Telefórmula, una vez más manifestó con tristeza que se siente abandonado por Andrés Manuel, quien le envió ya un mensaje en su presentación dominical en el que sin decir su nombre habló sobre los políticos que buscan destacar en puestos dentro de la organización que él dirige.

En ese programa dijo claramente que se va de MORENA, que recibe propuestas de varios partidos, entre los que destaca como importante el de Movimiento Ciudadano de dante Delgado.

Apuntó también que posiblemente López Obrador se molestó con él por los contactos que ha tenido con varios políticos incluso con Miguel Ángel Mancera, actual jefe político de la Ciudad de México quien además busca ser candidato al gobierno de México por el PRD, en esa yunta creada por la presidenta de este partido y el presidente del PAN.

Monreal justifica esa relación con Mancera por la convivencia que existe, entre los representantes de cada una de las 16 delegaciones del Distrito Federal, convertidos a partir del año próximo en ayuntamientos con las mismas responsabilidades de todos los ayuntamientos de la república mexicana.

El plazo para dar a conocer el rompimiento con López Obrador es precisamente este fin de semana, de tal suerte que renace Ricardo Monreal en un nuevo partido que dará él mismo a conocer muy pronto.