México, de pie

El apoyo para los damnificados no tiene edad, pero sí mucho valor.

.

Por Nacho Cadena

.

EL ORGULLO DE SER MEXICANO

México está de pie, más dolido que nunca, pero más fuerte que nunca. México unido, impulsado ante las tragedias por miles de ciudadanos que se han entregado en alma, vida y corazón para salvar a los otros mexicanos que viven hoy en desgracia.

El cuerpo se estremece y la piel se enchina de mirar a esas mujeres, hombres, viejos y hasta niños dejarlo todo, hasta exponer su vida, por salvar la de un niño o de cualquier otro ser humano, sin distinción de nada.

Es conmovedor, pero sobre todo motivante, a actuar, como se pueda, con poco o con mucho, pero más que nada  a volvernos la ilusión de ser mexicanos, de creer en nosotros mismos, el orgullo de haber nacido y disfrutado una vida en este país de ensueño, lleno de valores, de riquezas culturales, de historia, de una composición geográfica inigualable, con gran biodiversidad. Que orgullo, que lección nos están dando muchos mexicanos a todos los demás. No podemos, no debemos, no será justo fallarles a ese grupo que ya sin fuerza recogen ladrillo por ladrillo con la única esperanza de encontrar y salvar a alguien que pudiera todavía estar con vida, ese alguien para ellos desconocido, pero seguros están de que son mexicanos que necesitan a otro mexicano. Impresionante oír aquella orden de SILENCIO para poder escuchar alguna voz, algún movimiento, algún indicio de alguien atrapado entre los escombros. Impresionante también escuchar aquella voz de mando que dice con fuerza y precisión ALERTA, que previene a todos ellos que puede llegar otro sismo con la posibilidad de que se derrumbe algún otro inmueble cercano a ellos, donde quizá ellos mismos salvando vidas queden atrapados.

Millones de mexicanos, de todas las edades, sexo, nivel educativo, nivel económico, trabajando con un orden poco común, con una disciplina singular, con una obediencia insólita ante la voz del comando, sin quejas, sin hambre, sin dolor. La misión está muy por encima de eso, su corazón y su voluntad está por encima de todo lo material.

Solo su deseo de solidaridad y la unidad de voluntades es capaz de lograr este milagro.

.

TODOS POR MÉXICO

Y en esta frase cabemos todos, ya no más críticas insulsas, ya no más chistes y MEMES, ya no más mentiras de internet, ya unámonos todos con todos, con optimismo, con actitud de logro, sin tantas críticas y propuestas huecas, es hora de hombres y mujeres creyentes, confiados en cada uno y en cada quien, es la hora del ORGULLO de SER MEXICANOS.

Si nuestro vecino, nuestro hermano, nuestro amigo no quiere sumarse a esta UNIDAD, dejémoslo y que cada quien sume lo propio, lo que pueda, lo que le sobre o hasta de lo que no le alcanza… seguro, pronto todos estaremos en la misma línea. La gran desgracia, nos brinda una gran oportunidad.

Me permito reconocer y agradecer a todas las fuerzas armadas, a los policías, a los de protección civil que se han portado como verdaderos héroes, bien organizados y con una disciplina férrea y hasta los dirigentes públicos que por momentos han dado prueba de humanismo.

.

OTRA NOTA TRISTE

Hombres buenos, ejemplares, humildes y sencillos que esconden su grandeza. Lamento la muerte de un querido amigo, pero también un respetado maestro, un soñador, un creyente que la educación es la única base del desarrollo personal y colectivo.

Un hombre muy sabio, que, con modestia, sin presunciones, sin desplantes ególatras, sin autoalabanzas, entregó su vida a la juventud y a su desarrollo.

Fue un hombre tan bueno que creyó que podía mejorar la suciedad de la política, con su trabajo perseverante y limpio. Algo lograría, pero jamás sabremos cuánto.

Te fuiste temprano querido amigo Armando Soltero, alguna misión se te debe haber atravesado en latitudes para nosotros desconocidas. Acudiste a un nuevo llamado.

Tus amigos y sobre todo tu amada Lili guardaremos un gran respeto, admiración y cariño por tu corto peregrinar en esta vida… Nos dejaste mucho, mucho en que pensar y en que hacer. Hasta pronto Armando.

.

UNA NOTA ALEGRE

Qué programón el del pasado domingo por el canal 22 nacional, el de Conaculta. Homenaje a Amalia Hernández, fundadora del ballet folclórico, en el 100 aniversario de su nacimiento en septiembre de 1917, nació junto con la Constitución esta gran mexicana.

“¿De donde voy a encontrar mi inspiración si no es en mi amado país?”.

La Orquesta Sinfónica Nacional, el Ballet Folclórico de Amalia Hernández, La Compañía Nacional de Danza, la gran bailarina mexicana Elisa Carrillo y cientos de músicos, cantantes, danzantes, coreógrafos, escenógrafos, diseñadores de vestuario se unieron para hacernos sentir que como México no hay dos.