De burros y burradas

Donald Trump.

Por Humberto Aguilar

.

Esta semana en las Naciones Unidas el espectáculo fueron el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el representante oficial del gobierno de Corea del Norte. Donald dijo públicamente que podrían aplastar totalmente si insisten en manifestar su poder nuclear. Una burrada sin duda, reprobable de la A a la Z.

No fue todo, en otra asamblea de las Naciones Unidas el delegado de Corea del Norte dijo que de parte de su presidente las palabras de Trump le animan más a enviar no una sino varias bombas nucleares al país más poderoso del mundo.

Ya en la Casa Blanca se enteró que el basquetbolista Stephen Curry dijo que no quería asistir a la invitación que le hizo el presidente a los Warriors como campeones de la NBA.

Enterado el presidente de los Estados Unidos rápidamente tuiteó que: “Asistir como invitado a la Casa Blanca es un honor para todos los deportistas, si Curry no quiere venir, retiro la invitación, no los voy a recibir”.

.

ALGO MÁS

Se soltó el poco pelo que le queda al presidente de los Estados Unidos al decir que todos los jugadores de la NFL deben escuchar de pie el Himno Nacional, quien no lo haga debe ser despedido por la liga y quedarse sin trabajo, luego agregó: “Ellos –refiriéndose a los jugadores- se hacen millonarios jugando este deporte, sino escuchan de pie el himno se les despide y que busquen trabajo en otro lugar, a ver quién les paga lo que aquí ganan”.

La directiva de la NFL salió al paso a estas declaraciones y dijo que se deben respetar los derechos de cada persona, como es el caso de quienes tienen una razón para no escuchar el himno de pie. Es decir están en contra de la opinión del mismo presidente de los Estados Unidos.

LeBron James, la estrella de color del básquetbol profesional, puso punto final a las palabras del presidente Trump: “Asistir a la Casa Blanca ha sido un honor toda la vida, hasta que llegó Trump a ese lugar”.

.

DE BURROS

Desde luego se pueden calificar de burradas las palabras de Donald Trump y del delegado de Corea del Norte, sin embargo es de temer por todo el mundo que lleguen de las palabras a los hechos, pondría de cabeza a los cinco continentes en una guerra estúpida.

Desde luego tenemos que decir que los burritos, esos animalitos que todos conocemos no tienen la culpa de que se comentan burradas en su nombre, son animalitos en extinción, ya es difícil encontrar en Puerto Vallarta y en los puertos uno o dos de estos seres que viéndolos con simpatía son preciosos.

El mismo Eugenio Derbez al interpretar el burrito de Shrek lo eleva a un grado de simpatía que nos alegra y nos permite desear que como animales en extinción se les considere, se les cuide y se les dé el valor que tanto significó en todos los países donde sirvieron por ser nobles y aguantar todo lo que les pusieran encima.

En la biblia se da a conocer que la Virgen María fue transportada en un burrito antes del nacimiento de Jesucristo. El mismo Jesucristo el domingo de ramos entro a Jerusalén a bordo de un burrito.