¿Y la directora dónde está?

Por Humberto Aguilar

.

“Con dinero, las calaveras me pelan los dientes”. Hace unos días en esta misma columna le pusimos como título, los errores se pagan con sangre. El tema fue sobre la apreciación de un ingeniero civil que estuvo presente en la escuela Enrique Rébsamen cuando se buscaba salvar vidas inocentes. El resumen fueron 19 niños y seis personas más muertos a consecuencia del terremoto, se confirmaron poco a poco todas las dudas.

La escuela se construyó a base de corromper todas las disposiciones: uso de suelo, permisos de construcción, violación de sellos para continuar la construcción de la primera planta, la segunda y la tercera que fue la que aplastó a niños, maestras y una persona de intendencia que fue la última en ser rescatada ya sin vida.

El uso de suelo en esa zona de la delegación Tlalpan era solamente para vivienda, contra viento y marea la maestra hizo la primaria Enrique Rébsamen. Construyó la primaria y compró un terreno en donde construyó la secundaria. Protección Civil puso sellos para clausurar esa segunda construcción pero a la dueña no le importó, por la misma primaria ya construida entraron los trabajadores para terminar la parte posterior que fue la secundaria y así violó todas las disposiciones a base de dinero. Corrompió a las autoridades hasta terminar el tercer piso donde construyó lo que sería su residencia y la residencia de su hermano en la parte más alta, desde ahí sin duda se burlaba de los vecinos que protestaron todo el tiempo por esa construcción, incluso se descubrió que usó documentos falsos con firmas apócrifas en una de las disposiciones que le negaban continuar construyendo: el resultado 19 niños y seis personas más sin vida le van hacer recordarlo por siempre.

.

¿Y LA DIRECTORA?

Ayer mismo las autoridades se tiraban la bolita, el jefe de gobierno declaró que su responsabilidad no llegaba al grado de mantener la vigilancia sobre el uso de suelos ni la inspección del edificio tampoco otorgar el permiso para que ese edificio funcionara como escuela.

El viernes anterior la jefa de la delegación que (les decimos que está nominada por MORENA para ser la candidata a jefa de gobierno en el estado 33 que se ha convertido la capital azteca) se le interrogó sobre su responsabilidad en todos los permisos: de construcción, uso de suelo y más.

Su respuesta fue que reunía todos los datos sobre la construcción de dicha escuela y que en una rueda de prensa daría a conocer este lunes, ósea ayer los resultados, hasta el momento de terminar esta columna ya por la noche guardaba silencio.

El caso es que hoy ya con todos los indicios de la alta corrupción en las autoridades de Tlalpan, la responsable que viene a ser la directora del colegio no aparece, nada se sabe de ella ni de su hermano, pero si se sabe que el número de muertos puede crecer aún, dado que hay niños en diferentes hospitales donde se les trata de rescatar.

La presunción a estas alturas del partido es que la maestra y su hermano ya no están en México, deben haber escapado del país, pues aun cuando ella sabe que es culpable va a tratar de eludir la justicia hasta donde le sea posible. En tanto en México los padres de los 19 niños lamentan el suceso, seguramente también lo lamentan la familia de las seis personas aplastadas en esos actos de corrupción de esa persona de la que se sabe sus apellidos: García Villegas.

Vamos a seguir informando sobre este tema de horror.