Quién y Qué

QUIENES están contentos y satisfechos por la llegada de nuevos vuelos,- cuyos detalles explicamos en esta edición,- son los hoteleros de Puerto Vallarta y de la Riviera Nayarit que saben que ello significa la llegada de más visitantes de nuevos mercados y en consecuencia de una mayor derrama.

Si ya “pintaba” muy bien la cercana temporada turística de invierno con el anuncio de estos nuevos vuelos, el panorama luce muy halagador. Tanto Puerto Vallarta como la Riviera Nayarit están en su mejor momento y para el inicio de la temporada lucirán sus mejores galas.

Los servicios públicos han mejorado en los dos destinos turísticos que mantienen posiciones importantes en cuanto la percepción de seguridad mientras que los principales destinos turísticos del país como lo son Cancún, la Riviera Maya y Los Cabos, afrontan severos problemas de inseguridad que no han podido ser solucionados.

.

EL INFORMADOR CUMPLE 100 AÑOS

QUE ha sido todo un acontecimiento en Guadalajara la celebración de los cien años del periódico El Informador, uno de los grandes referentes en el periodismo nacional por haber ejercido siempre una línea editorial positiva, constructiva y orientadora.

Fundado por don Jesús Álvarez del Castillo V., consolidado por don Jorge Álvarez del Castillo Zuloaga y dirigido durante la última década por Carlos Álvarez del Castillo Gregory, su actual Editor-Director, El Informador ha sido desde siempre el periódico de los tapatíos y preferido también en los municipios más importantes de Jalisco.

Por su Redacción han pasado no pocos personajes del periodismo de Jalisco. Editores, columnistas y reporteros que hicieron historia. Imposible mencionarlos a todos pero recordamos a Ignacio Gutiérrez Hermosillo “Pelusa” con su columna “Charlas de Sobremesa”; a Víctor Hugo Lomelí, a Luis Sandoval Godoy, a Luis René Navarro, a Alfonso de Lara Gallardo, Enrique Aceves “Latiguillo”, a Rudy Rosales, a Juan Narváez, a Javier Medina Loera, a Jaime García Elías, entre muchos pero muchos otros.

Salvador de Aguinaga, publicista histórico, pionero de la radio y de la televisión tapatía, considerado toda una institución en el medio publicitario de Guadalajara, fue un personaje muy ligado a El Informador por su amistad cercana a don Jorge Álvarez del Castillo. Y como Salvador de Aguinaga muchos otros.

Es muchísimo lo que puede decirse y escribirse sobre estos cien años de un periódico de las características de El Informador. Libros enteros no serían suficientes. Cien años es mucho tiempo. Son diez décadas de periodismo diario. Es pues, un periódico que ha hecho historia y que ha logrado superar los retos de la modernidad y adaptarse con todo éxito al periodismo digital.

Son históricos en El Informador sus suplementos culturales en los que escribieron los pensadores e intelectuales más sobresalientes de Jalisco; sus páginas editoriales con los articulistas más reconocidos; sus servicios informativos nacionales e internacionales y en el ámbito publicitario su sección de avisos clasificados es todavía un referente.

Espectacular fue la edición del centenario de este periódico que ha formado parte de la vida cotidiana de cuatro generaciones de tapatíos. Es un documento digno de guardarse, es de colección y representa un gran valor histórico.

A cien años de haber sido fundado, El Informador es un  periódico competitivo. No obstante la férrea competencia que ha afrontado a lo largo de sus últimos 50 años, El Informador ha logrado mantener un liderazgo importante que le permite mantener un muy importante número de lectores y una envidiable cartera de anunciantes.

Todo indica pues que hay El Informador para rato. Es un periódico que se ha modernizado para hacer frente a las exigencias de los tiempos actuales. Sus plataformas digitales son muy aceptables y en el tema de los suplementos tiene ediciones muy exitosas que llegaron para quedarse.

Así que nada mejor para festejar en grande los primeros cien años de este gran diario que el hecho de ocupar un lugar de privilegio en la preferencia de lectores y de anunciantes. Ni más pero ni menos.

.

JACK CAWOOD RESIDIRÁ EN PUERTO VALLARTA

QUIEN tomó la decisión de residir de manera definitiva en su querido Puerto Vallarta es el legendario Jack Cawood, el pionero de la hotelería de Puerto Vallarta, aquel norteamericano que en el año de 1957 llegó a estas tierras con la intención de construir un hotel frente al mar.

Jack Cawood y su esposa Ivonne, dejaron su residencia en Los Angeles y compraron un condominio en Nima Bay en Marina Vallarta en donde antier ofrecieron una comida a sus viejos amigos en ocasión del cumpleaños de Ivonne.

Cawood, constructor del hotel Playa de Oro, el primero que abrió sus puertas y ofreció un concepto hotelero muy americanizado, vendió el hotel Playa de Oro en los inicios de la década de los años ochenta al empresario jalisciense Salvador Ornelas Hernández.

Jack Cawood integró junto con los ingenieros Guillermo Wulff y Luis Favela y el arquitecto José Díaz Escalera, uno de los grupos de promotores de inversiones más importantes y exitosos en la historia de Puerto Vallarta además de que los cuatro personajes encabezaron la extraordinaria vida social que caracterizó a Puerto Vallarta durante la década de los años sesentas, setentas y ochentas.

La vida y obras de estos cuatro personajes es para escribir no uno sino varios libros por la gran cantidad de historias, de anécdotas, de vivencias, que marcaron por siempre a los años que integraron la llamada época dorada de Puerto Vallarta, las noches de las grandes fiestas, los días del turismo de alto nivel, del centro histórico convertido en el principal atractivo turístico de Puerto Vallarta y las visitas  constantes de personajes del jet set internacional.

Fueron los días y las noches que hicieron famosa a Puerto Vallarta, que gracias a la calidad de su gente y a sus atractivos naturales, cautivaron a la prensa especializada que promovieron intensamente a Puerto Vallarta.

Bienvenidos Ivonne y Jack al paraíso que tanto han disfrutado.