El Lago de Tos-Cano

Uno quiere reelegirse,
otro de autócrata peca,
y a la ilusa Margarita
traen de la seca a la meca.

Vamos a echarle un vistazo
al panismo decadente,
cuesta abajo en su rodada
se le ve continuamente.
Comenzó con el Chenteras,
continuó con el de lentes.

Una tras otra, ahí se van
y siguen trastabillando;
tal parece que es adrede
y el PAN se están acabando.
Ricky Anaya, el merolico,
la puntilla le está dando.

Perdieron la presidencia
por el chamoy Jelipillo,
quien con sueños de grandeza
quiso ser el gran caudillo
y acabó en el basurero
del anecdotario grillo.

Después sus gobernapiores
saquearon a sus estados
luego vinieron los moches,
de sus ratas disputados
y ahora la Margarita
los deja desmargarados.

En Contraportada ayer
cumplí diez años copleando,
con Loret y compañeros
hoy me estoy felicitando.