Primer país de Europa

Mariano Rajoy.

Por Humberto Aguilar

.

España vive su peor momento político en 83 años, el gobierno catalán declaró pretendida autonomía para separarse del que es el primer país integrado en Europa.

Vale la pena echarle un ojo a la historia. Barcelona es un estado autónomo en España, su gobierno es presidido por la Generalitat, su idioma es el catalán con su presidente actual Carles Puigdemont, quien proclama que debe ser un país independiente integrado a la comunidad europea. El primero de octubre celebró supuesta encuesta para preguntar a los catalanes si están por dividirse con el sí o no.

El presidente del gobierno Mariano Rajoy, con el apoyo del Rey Felipe VI tomó medidas drásticas que dieron por resultado el enfrentamiento del gobierno contra el pueblo que quería el sí.

Ayer martes en la asamblea de la Generalitat Puigdemont con ardientes palabras proclamo los derechos de ser un país libre pero la decisión quedo en el aire al dejarla en veremos para que el congreso lo determinara por su cuenta haciéndose responsable de lo que resultara.

.

UN POCO DE HISTORIA

En 1924 España vivía la quinta república en guerra, Francisco Franco dio un golpe de estado con apoyo de la fuerza militar de Alemania para gobernar al país. Venció la determinación catalana de ser libre condenando a los opositores a 30 años de cárcel para luego fusilar al líder catalán.

40 años después murió Francisco Franco, España se liberó en 1975 para convocar a la integración de una constitución política en la que se tomaron acuerdos para nunca desintegrarse como nación, previendo la posible fractura del pueblo catalán que desde los tiempo de Franco vivió etapas de terrorismo por la ETA. Los atentados culminaron con la muerte de un prominente joven político que determinó la decisión de exterminar a todos los terroristas integrantes de la ETARRA que hace unos meses se declaró disuelta por un mutuo propio de sus dirigentes que viven en el exilio o están en prisión.

83 años después de aquello, el gobierno autónomo de Cataluña provoca la distención política, a 40 años de la creación de la constitución que gobierna a todo el país.

En el fondo se trata de hacer valer el nacionalismo, el mismo que llevó a Adolfo Hitler al poder, el cual está vivo aun en Alemania y otros países de la comunidad europea. Nacionalismo que pretende desintegrar a España, que hoy miércoles tomará la decisión de desintegrar la Generalitat, enviar a la cárcel a quienes han provocado este enorme problema o conciliar con acuerdos, no con la Generalitat sino con todo el pueblo catalán integrado por un poco más de siete millones de personas.

La prensa de todo el mundo trata este problema, solo que aquí hemos buscado en la historia de España antecedentes de cómo nació el problema.