Gente PVToma Control

¿Conocemos a nuestro cerebro?…

Un cerebro inteligente.

.

Por Dr. Raúl Morales

.

Estimados amigos, el turno ahora es del cerebro, maravilloso órgano que gobierna, controla y regula todas nuestras actividades (tal como lo hacen las mujeres con sus maridos).

Para ser muy claros, el sistema nervioso en los seres humanos está compuesto por delicadas estructuras que forman una compleja red, la cual tiene la misión de manejar todos los impulsos nerviosos, regula las emociones, las sensaciones, los movimientos de nuestro cuerpo y por supuesto tiene control sobre la mente.

.

Sistema Nervioso central y periférico

Anatómicamente, este complejo órgano está compuesto por lo que llamamos sistema nervioso central y por el sistema nervioso periférico. El sistema nervioso central, está constituido por el encéfalo y la médula espinal, ésta delicada estructura está protegida por una membrana externa llamada duramadre, por una membrana intermedia llamada aracnoides y por una membrana interna llamada meninges, estas estructuras tienen una segunda protección a nivel externo, muy resistente, ya que se trata de los huesos del cráneo que protegen al cerebro de algunos traumatismos; y los cuerpos vertebrales, estructuras óseas, muy resistentes hechas para proteger la fina estructura de la medula espinal.

Además estas dos importantes regiones anatómicas están tácitamente casi bañadas por un liquido incoloro, transparente y totalmente cristalino, cuya función es la de servir de vinculo para el intercambio de diferentes sustancias, eliminación de productos tóxicos, para mantener un equilibrio de iones casi perfecto, y también sirve como amortiguador en estos órganos cuando el ser humano se encuentra en movimiento, haciendo deportes o ejercicios.

.

Una compleja labor

Gracias al cerebro somos capaces de procesar alrededor de 70 mil pensamientos por día, esto es una maravillosa obra maestra de ingeniería, ya que siempre nos acompaña en todas nuestras actividades, cuando estamos dormidos, tener sueños agradables o a veces pesadillas, está presente en las actividades cotidianas en nuestro trabajo, cuando está uno navegando por internet o cuando está uno platicando con sus amigos o disfrutando de una fiesta, hablando por el celular o incluso en momentos muy agradables disfrutando de la familia incluyendo el disfrute del amor en cualquier tipo de relaciones, ya que él nos gobierna, nos impulsa y emite ordenes para la liberación de sustancias muy especificas para que nuestros órganos y sentidos funcionen al cien.

En concreto, el cerebro controla todas nuestras funciones físicas y emocionales, y es capaz de almacenar los más buenos recuerdos, además de poder retener algunas malas experiencias que pudiéramos haber sufrido.

El cerebro de un bebé recién nacido prácticamente está liso, el cerebro del bebé es como una esponja, todo absorbe, se fija en las caras, en los gestos de quien lo rodea, pero todo está siendo captado y almacenado en su cerebro, conforme avanza la edad este cerebro está alimentándose de más conocimientos y experiencias y entre más le ofrezcamos lectura imagen, aprendizaje, etcétera, las circunvoluciones (surcos) cerebrales van a ser más pronunciadas, por lo que el cerebro de una persona estudiosa, dedicada con hambre de aprender, su cerebro, tendrá circunvoluciones más profundas, sin embargo, el cerebro también requiere de nutrientes muy específicos como sería el ácido fólico.

.

La importancia del ácido fólico

Se han publicado muchos trabajos de investigación donde se ha comprobado que el ácido fólico mejora la memoria, mantiene a las personas más alertas y las hace más inteligentes; esta vitamina también protege al cerebro contra su envejecimiento, asimismo, el ácido fólico es esencial para la producción de nuevas células que van a reemplazar las células de todo nuestro organismo, y es una forma de regenerar y conservar la salud en nosotros.

También es esencial para prevenir la aparición de cáncer, por tener la capacidad para detectar los cambios en el DNA de nuestras células.

.

Las cuatro estructuras del cerebro

En forma sencilla definimos que el cerebro también se puede dividir en cuatro estructuras especificas; los hemisferios, el cerebelo, el tronco encefálico y el sistema límbico. Estas interesantes estructuras son autónomas y simultáneamente interdependientes, trabajan juntas y esto hace que den lugar a un fascinante abanico de facultades.

Los hemisferios son los que contienen los pensamientos pensantes de este organismo, y están dedicados a estar íntimamente ligados con funciones muy específicas del humano como son; la imaginación, la memoria, el lenguaje, la lógica y la planeación, entre otras.

El lóbulo frontal del cerebro. Su principal función es la de regular procesos mentales tan interesantes como la toma de decisiones, la solución de los problemas, el juicio, la concentración, la planeación, la organización y el razonamiento, se le considera un archivo temporal porque es el responsable de la memoria de corto plazo; retiene algunos segundos un número telefónico pero pronto se olvida.

La corteza motora controla los movimientos voluntarios de los músculos, el lóbulo parietal se encarga de las sensaciones físicas, tales como: el tacto, el gusto, la temperatura, etcétera.

El lóbulo occipital está encargado de enfocar y regular la visión, permite interpretar las formas y colores de las cosas. El lóbulo temporal interpreta y procesa los sonidos y es considerado el sitio de la memoria.

El cerebelo está situado en la base del cerebro y es el encargado de mantener el equilibrio y la coordinación lo que nos permite caminar y correr en línea recta y tener habilidad para algunos deportes como el golf o simplemente tejer una prenda de vestir.

El tronco encefálico es la estructura más trabajadora del cerebro, está encargada del control de cientos de procesos inconscientes y automáticos, todos los impulsos entran y salen por esta vía.

El mesencéfalo se encarga de controlar la postura y los movimientos corporales involuntarios.

El bulbo raquídeo está encargado de mantener nuestra frecuencia cardiaca en 80 por minuto y nuestra frecuencia respiratoria es de 24 por minuto.

Finalmente, la amígdala cerebral que interviene cuando hay necesidad de respuestas emocionales como son el enojo, el miedo, las lagrimas, la aprehensión, etcétera, gracias a esta amígdala tiene uno la capacidad de escapara en momentos de peligro.

.

Evite lesiones

El cerebro en el humano crece y se desarrolla durante la infancia y la adolescencia hasta alcanzar la madurez a la edad de 20 años. Por lo tanto, debemos cuidar nuestro cerebro, principalmente evitando traumatismos para que no se vayan a hacer lesiones a nivel celebrar y medula espinal.

Finalmente debemos evitar siempre todas las sustancias toxicas que puedan penetrar al cerebro y que vayan a dar lugar a muchas enfermedades. Si tiene usted alguna pregunta o comentario comuníquese por favor con nosotros a Biomedical Center de Occidente al teléfono 29 3 61 61 o al correo drmorales1999@gmail.com.