Viejos cuenteros

Donald Trump.

Por Gregorio González Cabral

.

Que  Donald  Trump  es un mentiroso compulsivo  es algo más  que  sabido en  el  mundo.

Pero también en el  mundo saben que  Trump   -o  cualquier  otro presidente de Estados  Unidos- no  se manda  solo. Por  algo lo tienen  ahí. Por  algo pagan  el precio elevado de  desprestigio, al tener un  ignorante   racista, torpe   engañador  carente   de modales, irrespetuoso,  majadero  y  abusivo.

Respecto  a  México,  Trump  no  tiene lado.  Igual   que una cuarta parte de  la  población vecina,  comparte prejuicios   de siglos   y  estereotipos  idiotas  y sentimientos   despectivos  respecto  a   México, los mexicanos  y  lo  mexicano. Es  tal la enfermedad  de Trump  que le duele  hasta  que un   mexicano  gane  un “Oscar” y  para nada  lo  oculta.

Pero tampoco  hay  que simplificar. Ni  darle la  vuelta   a la pregunta  clave: ¿qué traen contra   México?

Porque no es solo  Trump  el  de los  prejuicios y  las  mentiras.  Gente  del  equipo  de  la  Casa  Blanca  que se  consideraba   enterada y  seria,  a la hora  de referirse  a  México,  igual  se manifiesta con  enormes  mentiras, pintando   para  los  estadounidenses  una  caricatura  macabra   de nuestro  país. ¿De qué  se  trata?

Este lunes, Donald  Trump  -olvidando  quiénes  entrenaron a  los  criminales capos   de los  “zetas”-,  habló del riesgo    en que  estaban  allá,  porque   en  México  era la  pura  inseguridad  y el tráfico  de  drogas.

Como si  Las  Vegas  y  su asesino  multitudinario  estuvieran todavía en  territorio  mexicano,  con todo  descaro  Donald  Trump  soltó:  “Si uno  ve lo que   está   ocurriendo  al  otro  lado  de la  frontera,  con el  tremendo  crimen y los  terribles  problemas   que  están ocurriendo (¡!)… no queremos las  drogas,  no  queremos el  crimen”. Ese  es descaro.

Plantear  a los  estadounidenses el  tema, como si la horrenda  masacre hubiera ocurrido en  México  y no  en Las  Vegas… o como  si  Kate  del Castillo supiera  más   sobre  cómo  y quién maneja  el  narcotráfico internacional  que el  presidente de Estados  Unidos,  es  la enésima  majadería  hecha a  México y  una enorme  falta  de  respeto  a   la inteligencia  y  calidad  humana  de los  estadounidenses.

Pero  es plan   o  epidemia. El mismo  día, otro  viejo  mentiroso, político empedernido, líder   republicano   del  Senado, Mitch  McConnel  soltó sin  vergüenza,  mentira  de este  tamaño: “A  México -ven  lo que le  pasó ayer con uno  de  sus grandes líderes políticos- no  le  está  yendo muy  bien  en el tipo  de cosas que nos interesan”.

Un  momento: ¿Qué le “pasó  ayer “a México,  con  “uno de sus grandes líderes políticos”? ¿Qué  pasó? ¿Con  qué  “gran líder político”? No  dijo.  No  aclaró.  ¿Para  qué? Se trata  de   terrorismo verbal.  Se  trata  de  espantar ingenuos. Se  trata  de que quienes ni  idea  tienen sobre lo  que se  México,  se imaginen nacos   disparando   contra  algún Reagan  o   peor  aún:  atentando , como en Dallas   contra  Kennedy.

¡ No  digan  que todo  esto  es  ingenuidad  y   que  carece  de peores intenciones ! Sucios  políticos  cuenteros.

Con toda  razón  una  mayoría  aplastante  de   estadounidenses  ya no les   aguanta.