Son ¿o se hacen?

Enrique Peña Nieto.

Por Gregorio González Cabral

.

Pasa que mujeres y hombres  de los que viven  de la política  y les traen de  un  partido en otro,   de un frente  a una  coalición, tengan interés en promover el  mito de  las  “elecciones” mexicanas   y de  que  Peña  Nieto nada  más   manda  y  resuelve en el  PRI, no  en  los  demás  partidos,  movimientos o movidas  donde  andan  los  distinguidos  ex  priistas, como “El Peje”, “El Bronco”, “El  Mecha Corta Alfaro”, etc., etc.

Para  nada  serviría  nuestra entrañable “Dictadura  Perfecta”,  si  el presidente  de  México   no  resolviera, ordenara, quitara  y pusiera en todos los  partidos, estén a  cargo de quien  sea  de  sus  confianzas.

Aquí   en  México, todos los partidos  políticos   dependen  de  hecho del  Señor Presidente. Y  todos los políticos  que  cobran   en  el  gobierno y se enriquecen impunemente, son “gusanos  de la misma guayaba”. Cobran  donde mismo,  obedecen  a los mismos,  trabajan para los mismos. Cualquier  político  mexicano,  con un  mínimo  de respeto por sí mismo,  se los  confiesa. Todos son los mismos… y  hasta parientes.

Como los futbolistas   que  primero andan  de “Chivas”,  luego de zopilotes,  luego de   perros  y luego de puercos que  porque “son  profesionales”, igual  los políticos:  en  donde los ponen  y a  donde los mandan.  ¿Ideas? ¿Valores? ¿Principios?   Ja, ja, ja. La lana. Nada más la lana. De donde haya y que los pongan donde hay.

Los  escucha usted en la televisión  hablando   de  la   “lucha de partidos” como si  se  tratara  de   contienda   verdadera entre enemigos irreconciliables -aunque  antes hayan  vivido juntos  y    calientes-. No, pos  sí.  Que  “El Peje”  ya no es  el  inspirado autor  del “Himno al  PRI”      que le  abrió la arcas públicas  y  ahora es un “peligro para  México”, como Lula lo fue para Brasil. ¿Les  creemos?  ¡Por  supuesto que sí!  También  que  Osorio  es  el  mejor  director  técnico del  mundo  y que Brasil tiembla ante  la posibilidad de  enfrentar   a  México,  con  Ochoa en  la delantera   y  Peralta  en la portería , cuando sea  el  Mundial  Putin.

Ahora el   tal   Monreal   que  era  del  PRI  y luego  hicieron  gobernador   por el  PRD  y  después   cayó  hasta con Morena,  para ser   delegado  en la Ciudad de  México,  resulta  que  es  invitado  por   el  PRI   para    ser   su  candidato en lo que   era  el  DF.  Así,  con ese  descaro… y hasta podrían  unir   a  esa   candidatura a los  del  PAN,  a los de la “movida”  de Dante  y  a  los profes  de  Elba Esther   que   siguen teniendo  su partidito.

Entonces, no  caben los  cuentos chinos  de políticas  y  políticos, sobre  sus  supuestas  luchas, ajenas  a  la  obediencia   sumisa  que   deben  manifestar  quienes   quieren  llegar.

Las  cosas  se  van a venir  como  las tienen  pensadas   en Los  Pinos  y cuando  diga  el  Presidente.

Sólo  cuando Vicente Fox  llegó  al  colmo  de  su torpeza, tuvieron que ponerle  sacristán para  que nos comunicara  “lo que   el  Presidente quiso decir”. ¿Quién  viera al  ignorante   Fox, ahora cobrando  por   escucharle darles consejo a  los presidentes   y  haciendo  propaganda por  el PRI?

Cuento,  cuento,  puro   cuento… hasta   que llegan a la  lana.