Que “Mochilas” viene por el Seapal

Ramón Guerrero.

.

Por Gregorio González Cabral

.

Al considerar como   absurda la pretensión de “Mochilas” de  agarrar   de  barco  a  los  vallartenses,  para  cuando no tenga lugar en la  planilla de Ayutla, los  analistas  tratan de  encontrar explicación  lógica  al gasto de  tanto dinero para  “rendir informe de diputado  balín”.

Reportes   de inteligencia  explicaron  el  misterio:  los  jefes  de “Mochilas” le mandan ahora por  el  Seapal,   ya que consideran  expandir su  fábrica de leche   de  la que “Mochilas” se  siente becerro     consentido.

Nada personal  contra  Nacho  Abarca,  pero  el  Seapal  es un  sistema seguro que produce 83 millones  de  litros  de materia prima  para leche y  yogourt, que son los   viejos  negocios  de  los patrones de “Mochilas”… y no  las  fábricas de  cemento o   de tinacos  de  azotea, que producen  apenas para  el  delito electoral  de  cada   tres años.

De  ahí  el  inusitado entusiasmo   de “Mochilas”,  para ampliar la producción,  sobre todo, considerando   que   los  ganaderos  que  todavía   producen  leche  con auxilio   de  vacas  y  jalones  a  las ubres,  están  por  abrir,  al  fin,  deshidratadora en Lagos de  Moreno, con lo  que  el   polvo suple   vaca,  tendrá  que ponerse más  barato.

Pero  conste  que no  es cierto  que  a  “Mochilas” le  esté  citando  ya  la  Procuraduría  para que confiese  de qué  se hace la leche  de  vaca.  La cita   es por el grueso asunto que  dejó pendiente la  otra   vez  que falló  en  Palacio  Municipal.

Explicación  lo del Seapal,  también  para  no  dejar operar los sistemas  de riego  que según  eso  enterraron  en   los  camellones, pero  que iban  a  tirar  a lo  buey   litros y litros de  agua   que podían  venderse  como leche   de  vaca.

Todo   es  cuestión  del  patrón  al  que sirva.