Los del PRI piensan en Zamora

Arturo Zamora.

Por Gregorio González Cabral

.

Más  o menos  se están  aclarando  las posibles   candidaturas   por  el  PRI:   Paco Ayón, después  de cinco   años en  que “los muéganos” le quitaron  harinas y  azúcares, poniéndole  a competir  en kilos bajados,  piensa irse de   candidato al  Senado: y  ser  senador y volver  a  cenar  feliz.

Mientras  “Voz  de Trueno”, Miguelito Castro,  insiste en  que le  pongan  en Guadalajara  -¿para  extender  el cacicazgo  del Güero Barba   hasta “La Estampida”?-, después  de  dos  fallidos  intentos  por  agarrar   la  alcaldía “de a  devis”.

¿Y el  candidato priista a gobernador  de  Jalisco?

Si  de aplausos   espontáneos de priistas se  tratara,  de seguro  que  sería  Arturo  Zamora,  el  único  político   jalisciense   bien visto  por quienes  tienen  el  gran poder en nuestro  país.  ¿O dónde  se  va   a   tomar  la  decisión   de quién  sigue  para  Jalisco?”.

Y  ni modo que  a  Zamora  lo manden por  “la movida   ciudadana de Dante”  o   de “independiente”,  ya  que  es  uno  de los  tres principales  en  el  PRI  nacional.

A juzgar por los  aplausos  en Calzada  del  Campesino, Arturo  Zamora   va.

Por  el  PAN   nada más  tienen   a Alfonso Petersen, como posible  buen  candidato  que pueda  tomar  en serio la  ciudadanía.   Ni  modo  que  pongan  al  hoy  senador  JOMAMA.  Más  posible  es  que  les manden alinearse  con  Alfaro,  en  la “Movida Ciudadana  de  Dante”.

¿Y  Alfaro?  Si no  cae  en enorme  bache  o   zanja  oportuna, peleando  a “hacerse  sangre”  en algún  callejón, con alguien que se  le paró  enfrente  y le  miró  feo, le   va a seguir   yendo  como  a  “El  Bronco”, pero sin  caballo… peor  si  continúa  el  pleito con   el Cardenal Sandoval  que a peores  “yo yos” ha  sacado de  cuerda.