De la madre… patria

Mariano Rajoy.

Por Humberto Aguilar

.

Imposible no hablar de lo que ocurre en España. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont provocó el caos en todo el país al amenazar con la independencia de Cataluña. El solo anuncio de este acto jóvenes independentistas se le unieron con el apoyo del congreso autónomo  que tiene su base en Barcelona.

España está regida por una constitución celebrada en 1977 a la muerte de Francisco Franco y el regreso de los Borbón como reyes de España. Constitución que en el artículo 155 está perfectamente documentado para hacer frente a una posible independencia de Cataluña o del resto de los gobiernos independientes de toda la nación, artículo que ya se ha puesto en marcha. Entre jueves y viernes, o sea ayer y hoy habrían de decidir la activación del mismo en cuanto Puigdemont cumpla con la amenaza, pendiente por su misma indecisión que provoca gritos de traidor por parte de esa juventud independentista.

El gobierno de Mariano Rajoy, presidente de España, cuenta con el apoyo de la mayoría de los partidos políticos, especialmente el PSE para dar el que se supone un fuerte golpe a Puigdemont y al gobierno catalán en su estructura pero no en su congreso, de activarse el 155 quedarían a disposición de las autoridades con la posibilidad de una condena de 30 años de presión, la convocatoria a elecciones programadas para el mes de enero.

En la madre… patria, las cosas están que arden.

EN MÉXICO

El presidente Enrique Peña Nieto en declaración de su gobierno, se unió a todos los gobiernos europeos que han criticado y desconocen la intención de esa independencia unilateral. De haberse ejercido la independencia entre otras cosas, el equipo de futbol Barcelona hubiera sido excluido de toda actividad en el torneo de España y en la Champion, cosa que hubiera provocado posiblemente mayor malestar en el pueblo catalán que la misma independencia de realizarse y ser reconocida.

EN PUERTO VALLARTA

En nuestra región costa occidental de México, Puerto Vallarta- Bahía de Banderas, existe una comunidad de hijos de españoles nacidos en México, así como de empresarios que administran los bienes de los hoteles en esta región.

Cada cual se informa y vive el momento político de España sin manifestar su opinión a favor o en contra, lo que no es extraño.

Lo extraño es que siendo originarios de España o hijos de españoles no se interesen por alguna actividad cultural entre los dos países, únicamente presumen su color mexicano o español, la sangre que corre por sus venas mestiza o española sin ir más allá cuando la cultura española es tan grande, tan hermosa que bien podría ser la base para una relación más cercana con Puerto Vallarta y Bahía de Bandera.

Doy por seguro y hecho que ninguno de ellos ha leído por ejemplo El Quijote de la Mancha y mucho menos está cerca de los grandes escritores españoles, de su cultura que bien pudiera ser ejemplo para todos los que vivimos en esta región.