Gente PVToma Control

La vida después de la muerte

El Doctor Eben Alexander relata en primera persona su experiencia de lo que es la vida después de la muerte, afirmando que la consciencia persiste más allá de la muerte.

.

Dr. Raúl Morales

.

Estimados Amigos, hoy al empezar a escribir el presente artículo, con agradable sorpresa me di cuenta que estaba recibiendo por las redes sociales y en forma personal, muchos mensajes y comentarios de pacientes, amigos y en general, de gente agradecida pero todo lo relacionado con la atención a los enfermos por ser el día del médico, les comparto algunas frases que identifican plenamente la actividad profesional de un médico:

“El que trabaja con sus manos es artesano, el que trabaja con su mente es científico, el que trabaja con su corazón es un artista; pero el que trabaja con su mente,  sus manos y su corazón, es un medico.”, “Quizás uno no se acuerde, pero lo primero que vemos al nacer es un médico, y la mayoría de las veces la última de las personas que vemos en nuestra vida, también es un médico.  ¿Será que esos ángeles están destinados a cuidar de nosotros? ¡Valoremos su gran esfuerzo! “

“Medico, tú has sido usado por dios para salvar la vida de cientos de personas, para hacer más fácil la vida de otras cuantas, y para sanar heridas, te ha sido difícil llegar hasta aquí, pero sé que lo volverías a hacer si fuera necesario… es porque esta… esta es tu vida médico. ¡No hay mayor satisfacción que devolverle  la salud y la sonrisa a un ser humano!  Eso desvanece todo cansancio, toda frustración, y da fuerza para seguir en esta lucha a veces infructuosa. ¡Ser Medico no es jugar a ser Dios! Es el privilegio de ser un instrumento de Dios, y Dios sabe escoger a sus angelitos y te escogió a ti. Muchas felicidades a todas esas personas que escogieron ser los héroes de la tierra; gracias por tomar la difícil tarea de dedicarse a salvar vidas. Dios bendiga las manos santas de todos los médicos.”

 

Uno de los grandes enigmas de la humanidad.

Por la bella y humana profesión de ser médico, y estar en los sublimes momentos cuando un ser humano se encuentra agonizando después de un infarto, de un accidente carretero, o durante una cirugía difícil, alguno de estos queridos médicos han estado acompañando al paciente durante ese trance tan difícil entre la vida y la muerte.

Por siglos, uno de los grandes enigmas de la humanidad, sin importar zona geográfica y religión, siempre ha sido la gran incógnita de lo que sucede con nosotros después de la muerte, misterio que sigue causando polémica, y es inseparable de la vida misma.

Un tema polémivo.

Este tema médico, científico y filosófico, siempre ha despertado polémica y se han realizado muchos debates de carácter científico para tratar de explicar el momento del más allá de un fallecimiento, tratando de entender la posibilidad de que aparezca una luz al final del camino.

Recientemente se publicó un estudio de la Universidad de Southampton en Inglaterra, tratando de explicar o arrojar una nueva luz y conocimientos que expliquen este increíble fenómeno.

Los médicos tenemos la facultad de certificar la muerte clínica, los investigadores de esta universidad gastaron varios años dedicados al examen de 2,000 casos de personas que por alguna razón sufrieron una asistolia, que en términos sencillos, el sístole es el movimiento de contracción del corazón para impulsar la sangre por las arterias, por lo que un asistolia significa ausencia de esta contracción, que equivale a muerte clínica.

Estas personas de Inglaterra, Estados Unidos y Austria, después de sufrir paro cardiaco, descubrieron que alrededor del 40% de estos pacientes pudieron regresar o sobrevivir a este paro cardiorespiratorio, narrando que se sentían conscientes a pesar de estar clínicamente muertos. Ante esto, se generaron muchas versiones, uno de estos hombres aseguró que se dio cuenta cómo abandonaba su cuerpo por completo, y él podía verlo desde un rincón de la habitación como si fuera otra persona. Claro, esto puede ser interpretado de mil maneras, ya que la persona que entra en ese trance entre la vida y la muerte puede formar sugestiones o recuerdos considerados difíciles de creer, ya que clínicamente se les consideró clínicamente muertos por varios minutos, teniendo de testigos, a los médicos, las enfermeras y por supuesto los aparatos electrónicos que emitían sonido de paro cardiaco.

La muerte física.

Fisiológicamente sabemos que cualquier órgano, incluyendo el cerebro, no puede funcionar cuando no recibe sangre, porque esta no es impulsada por el corazón (sístole). Pero en este caso especial, al parecer la función cerebral de estos pacientes continua activa, pero no sabemos lo que en realidad sucede en el cerebro en ese estado agónico, sin embargo, los científicos escucharon con mucha atención la versión de estas personas, de 2,060, 330 tuvieron la fortuna de sobrevivir al paro cardiaco, y de estas, 140 contestaron una encuesta, resultando que algunas de ellas habían experimentado cierto grado de consciencia durante el periodo que estuvieron siendo asistidos por reanimación cardiopulmonar, incluyendo intubación traqueal y cargas eléctricas (electroshock) para revertir el estado de shock cardiaco.

Estas personas narraron que durante este tiempo sentían mucha paz y tranquilidad no común, como si se detuviera el tiempo. Algunas personas han estado en completa inconsciencia no unos días, ni unas semanas, han estado meses, y a veces años para luego despertar y se preguntan: ¿Hay vida después de la muerte? Y estas personas se expresan que se encontraron en una dimensión especial del universo, tal como lo describe en forma precisa un famoso neurocirujano de la universidad de Harvard, el Doctor Eben Alexander, quien relata en primera persona su experiencia de lo que es la vida después de la muerte, afirmando que la consciencia persiste más allá de la muerte, e incluso ajena al cuerpo y al cerebro.

Este neurocirujano, actualmente de 64 años, profesor de la Universidad de Medicina de Harvard, quién escribió el libro “La prueba del cielo; el viaje de un neurocirujano a la vida después de la muerte”, que sucedió en el año 2008, afirma que la ciencia puede y debe determinar que “el cielo” realmente existe. Él afirma en su testimonio, que forma parte de un fenómeno que aun los científicos no acaban de entender.

En palabras sencillas, ¿a quién no le gustaría conocer lo que sucede a nuestra alma cuando deja nuestro cuerpo? Algunos psiquiatras como el Doctor José Miguel Gaona, afirman que el ser humano siempre ha buscado trascender, y siempre ha luchado contra la enfermedad, y existe una correlación con los avances de la medicina moderna, buscando en forma persistente cómo alargar la vida y hacer que no llegue la muerte, y se afirma que una persona puede estar inconsciente, clínicamente muerta, sin que su corazón tenga latidos y con un electroencefalograma sin evidencia de vida, y sin embargo, puede lograrse una resucitación en algunos casos con maniobras tradicionalesm y poder volver a la vida.

Por favor, siempre vivan con fe en la vidaj y si alguna vez llegara usted a sufrir esta experiencia y el equipo de médicos y enfermeras logran resucitarlo, por favor exprese todos los pensamientos de su experiencia para que nos ayuden a entender lo que sucede en esas increíbles situaciones entre la vida y la muerte.

.

Si tiene usted algún comentario en vida o en muerte comuníquese con nosotros por vía electrónica al correo drmorales1999@gmail.com, por vía telefónica (322) 293-6161 ó a través de nuestro magnetismo mental que es mucho más efectivo que lo indicado por el hombre.