Incierto, el futuro del Barcelona

Lionel Messi, ahora con un futuro incierto en el Club Barcelona.

.

  • Ante el proceso de independencia iniciado por Cataluña.

.

El Barcelona quedaría desafiliado de la Liga de España, al menos para la siguiente temporada, esto ante la independencia de Cataluña que declaró este viernes el parlamento de la región. Con esto, el panorama para los blaugranas no sería muy alentador, así como para la Liga de España, jugadores catalanes y otros.

El club culé, campeón de 24 ligas, cinco Champions League, 29 Copas del Rey y 12 Supercopas de España, tendría que decir adiós a La Liga y competir en el torneo local después de la declaratoria, esto según la Ley del Deporte de España y el Reglamento de la Federación Española de Futbol.

ADIÓS A LA LIGA

Según la Ley del Deporte de España, en su artículo 15, “sociedades anónimas deportivas y clubes que participen en una competición profesional deberán inscribirse en el registro de asociaciones deportivas correspondiente y en la federación respectiva”, por lo que la Liga de España ya no correspondería al Barcelona con la independencia de Cataluña.

Sin embrago, un rayo de luz podría percibirse. El punto de arriba se remarca en el artículo 32, aunque, en el inciso 4, refiere que podría darse el caso de la participación de un equipo autónomo (Barcelona) en otra competencia, siempre y cuando las autoridades de todas las partes estén de acuerdo.

La esperanza podría morir al tomar en cuenta que, según la misma Ley de Deporte, aclara que sólo Andorra puede tener equipos afiliados a las federaciones españolas.

Hace unas semanas, Javier Tebas, presidente de la Liga española, mencionó que, en caso de confirmarse la independencia de Cataluña, se reuniría con los clubes que pertenezcan a la región en cuestión para conocer a detalle lo que pasa, cuáles son los intereses que comparten.

“Creo que no habrá una ruptura inmediata”, fue la declaración de Tebas que mantuvo la calma ante la situación que viviría la competencia actual. En ese caso, la temporada 2017-18 de la Liga de España terminaría sin problema y, en todo caso, los cambios se verían reflejados hasta la siguiente campaña.

SIN CHAMPIONS, AL MENOS POR UN RATO

De inicio, sería necesitaría la creación de una federación catalana de futbol que rija el deporte de la nueva nación. Si Cataluña consigue su independencia oficial, dicha federación deberá buscar el reconocimiento y afiliación de organismos rectores del futbol, como lo son la UEFA en el continente europeo y la FIFA a nivel mundial.

Mientras eso sucede, Barcelona no podría participar en Champions ni en el Mundial de Clubes, al ser torneos organizados y validados por las mencionadas autoridades.

Si Barcelona llega a ser campeón en esta edición de la Liga de España y de la Champions League, se olvidaría de participar en las próximas ediciones del máximo torneo de clubes, así como del torneo que reúne a los equipos campeones de otras confederaciones.

¿QUIÉNES INTEGRARÍAN LA LIGA DE CATALUÑA?

Barcelona no tendría problema en ser el mejor de su liga, al tener rivales como el Espanyol, el Girona, Reus, Nástic, entre otros.

La Liga de Cataluña estaría conformada por estos equipos: Barcelona, Cornella, Espanyol, Gimnastic, Girona, Hospitalitet, Lleida, Olot, Reus Deportiu, Sabadell y Sant Andreu.

Como en Andorra y Gibraltar, casos similares, posiblemente el primer lugar vaya directo a la fase previa de la Champions, mientras que el segundo y tercero vayan a la Europa League en su fase inicial.

SITUACIÓN DE LOS JUGADORES

Problema aparte vivirían los elementos nacidos en Cataluña, más si la UEFA no reconoce al nuevo país, pues en ese caso jugarían como extracomunitarios, no sólo en España, sino en las ligas de Europa.

Los equipos pueden jugar con máximo cinco de ellos, y con esto, elementos como Andrés Iniesta, Gerard Piqué o Cesc Fábregas, deberían ocupar plaza de extranjero no afiliado a Europa.

¿Y LA SELECCIÓN?

Jugadores que actualmente participan con el representativo ibérico deberían de reportar, en caso de concretarse la independencia, con la selección de Cataluña, la cual ya tiene ha tenido actividad en juegos amistosos, no así oficiales al no estar afiliada a organismos que rigen este deporte (FIFA y UEFA).

Gibraltar, el caso más reciente en Europa, recibió su afiliación a la FIFA en 2016, después de casi 20 años de haberla solicitado (1997). La UEFA lo aceptó como miembro en 2013. Kosovo es un caso que se dio más rápido: solicitó su afiliación en marzo de 2016 fue afiliado a la UEFA en febrero de 2016 y a la FIFA un mes después, ya en la administración de Gianni Infantino.

PIERDE LA LIGA DE ESPAÑA

En el aspecto económico, La Liga tendría pérdidas importantes. Barcelona le representa alrededor del 20 y 25 por ciento de ingresos, los cuales podrían repercutir en varios sectores más, externos a lo meramente deportivo, y crecer hasta un 50 por ciento.

El tema de transmisiones y publicidad serían los más golpeados para el torneo con la salida de club culé. El Clásico Español, seguido alrededor del mundo, desaparecería y con él un ingrediente que atrae los focos a la competencia ibérica.

“Eso todavía no ha sucedido. Estamos hablando de supuestos y a mí me gusta hablar de realidades. La realidad es que mañana tenemos un partido de Liga y queremos ganar”, dijo Ernesto Valverde, técnico del Barcelona, quien se mantuvo al margen, a falta de una declaratoria oficial que desvincule a su equipo de la Liga española.