Aventuras de un pintorGente PV

Creatividad Cautiva

La escritura a mano es la actividad humana básica. Si olvidamos esta actividad singular que establece la conexión directa de la mente a la mano y en seguida al papel, la Inteligencia Artificial nos utilizará en vez de que la utilicemos.

.

Por Federico León de la Vega

.

Ya desde 2014 el afamado científico y filósofo de la tecnología, Steven Hawkins, advirtió que la más grande amenaza para la humanidad es, por encima de la guerra nuclear, la Inteligencia Artificial.

Hoy esta misma advertencia aparece en libros y películas. Sin embargo, hay  quienes la descartan como fatalista, arguyendo que la tecnología siempre avanza, que el hombre se adapta, y todo continúa en marcha con los controles adecuados. Yo en lo personal opino que en el desarrollo tecnológico llegará un punto de quiebre después del cual no habrá regreso, y que ese punto se hará evidente cuando todo creativo, sea diseñador, matemático, poeta, compositor musical, ingeniero o arquitecto se vea forzado a usar un programa de computadora para poder crear.

Tal vez ese punto de quiebre, ese “Tipping Point” que señala Malcolm Gladwell, donde las cosas aparentemente insignificantes se van acumulando hasta al fin disparar un cambio trascendental, se presente cuando dejemos de poder escribir a mano, de dibujar planos con lápiz; cuando ya no haya quien pueda hacer cuentas sin apretar botones. Ese punto puede estar más cercano de lo que imaginamos.

Tan sólo en mi campo, el del diseño industrial y la arquitectura, quedan pocos capaces de dibujar ideas sin autocad o algún otro programa en la pantalla. Habrá entonces, para poder hacer la actividad humana de la innovación, que enchufarse a una pared o cargar baterías y de sujetarse al programa y sus posibilidades.

Tal vez parezca algo romántico y para algunos incluso retrógrada: eso de sacar un lápiz para escribir números, letras, notas musicales usando la propia mano. Pero el hecho es que si no mantenemos esa práctica, quedamos literalmente atrapados por la Inteligencia Artificial. Al mantenernos ágiles y listos para escribir a mano a la vez que nos incorporamos los medios digitales, retenemos autonomía sobre la Inteligencia Artificial y damos continuidad a nuestro dominio sobre las máquinas.

La disminución de nuestras capacidades al dejar atrás la escritura a mano es evidente.  Aún es tiempo de reincorporar la escritura a mano, la aritmética sin calculadora, el dibujo natural, la música con instrumentos al proceso educativo, de modo que conservemos y hasta ampliando nuestras capacidades como integrantes sociedad civilizada, humana, autónoma; lo anterior desde luego sumado a las habilidades para usar la  computadora y todo avance que le siga.

La escritura a mano es la actividad humana básica. Si olvidamos esta actividad singular que establece la conexión directa de la mente a la mano y en seguida al papel,  la Inteligencia Artificial nos utilizará en vez de que la utilicemos.

www.leondelavega.com