Puerto Vallarta debe independizarse de Ayutla

Ramón Guerrero.

Por Gregorio González Cabral

.

Si en Barcelona  es  vergüenza  depender   de los  madrileños, en Puerto  Vallarta ya ni  la friegan  quienes proponen   se  siga  dependiendo de Ayutla.

Menos  mal  que vientos  independentistas  soplan por estos mares. Desde montaña y playa retiembla  en sus  centros  la  arena, bajo  el  grito: ¡Ya Basta!

Los Pujol  vallartenses han  estado activos, promoviendo la teoría  y  praxis   del  autonomismo,  calentando el  orgullo regional y  echándole a Ayutla  la culpa  de  todo cuanto  de  malo  nos sucede. Empezando por la gordura   inexplicable de  “Mochilas”, unida a la  frase: “Ayutla nos empobrece”.

Y  es que  el Cacicazgo  de Ayutla,  al parecer  pertenece  a una mancomunidad  de Cacicazgos Sumisos    que  deben  obediencia a  Su  Alteza  Nada   Serenísima, Conde  de  Mecha Corta, Enrique  Alfaro.

“Mochilas” quien  es poca  cosa  en esa  mancomunidad,  suele  ser  enviado a   corromper  con  cemento  a los siempre   íntegros y  desinteresados  vallartenses, ignorantes  de su   dependencia  de  hecho  de las   totalitarias  Provincias   de  los Cacicazgos  Sumisos   del  Occidente y  las Movidas  Ciudadanas  de  Dante  Delgado.

La  rebelión  por  la independencia   de Puerto Vallarta,  se ha llevado  en la  mayor  discreción, guardando silencio  hasta al  mentar la  madre, dada la condición cruel y  despiadada  de los de Ayutla con  quienes  de  ellos  dependen.  Conforme la  historia, los  de Ayutla  prometieron  venganza  cuando les  impusieron  como  tributos: cinco  cargas   de  maíz,  tres tapetes de  henequén, cuatro  gallinas con  todo  y  pellejo, además  de  cinco  jícaras. De  ahí  su  expansionismo  de  colonialistas   internos,  con la  disimulada extorsión de  impuestos  en  efectivo, más   las  cargas de maíz,  costales  de  frijol, pollas  y  jícaras  teflón.

Según  las  leyes,  los   vallartenses tendrán  que  votar  por su separación,  independencia  o   continuar  la sumisión   a Ayutla, “Mochilas”  y al  Desalmado  Cacicazgo  de   Enrique Alfaro.

La  votación será este  28   de   diciembre, pero  los  resultados  oficiales podrán conocerse  desde el  26.

Días  antes,  arderá   Barcelona  cuando   los  catalanes sean  montoneados por  africanos y  europeos para  obligarles  a aplaudir y  aplaudir, se baile flamenco   o  no.

Hasta el momento, la  Unión Europea  no ha  manifestado su público apoyo  a la  independencia   de Puerto  Vallarta, respecto  al imperialismo  de  Ayutla,  pero  un twitter  misterioso se filtró con  este   texto significativo: “Ottaisiko  osaa  lihyeen   kavijakyselynn    kaiytysi…”, mismo  que no  ha podido utilizarse en la lucha, pues  dijo Yerena  que  traía   faltas de ortografía  y “podría ser   de  Uber en Finlandia”.

Pero  es de  suponer que  en cuanto resuene  el  grito  de independencia  de Puerto Vallarta y   sean  tomadas las naves invasoras   del  imperialismo  ayutlense,  hasta los  españoles dejarán  de  estar con “Mochilas”  y  en todo apoyarán que  los  vallartenses  a  nadie   necesiten  para  echar a perder  su paraíso,  pero por simple categoría el  pleito por la independencia  por  lo  menos debería  ser   con la   Municipalidad   de  Madrid  y  no  con  la vulgaridad de “Mochilas”, “Movida”,  “Mecha Corta” ¡No  inventes!.