Nayarit es segundo en ejecuciones

El estado de Nayarit vive los momentos más difíciles de su historia reciente en materia de seguridad pública.

.

  •  La entidad se ubica en estos momentos sólo por debajo del estado de Guanajuato, según el Semáforo Delictivo Nacional.

.

Por Juan Carlos Arce
Ciudad de México

.

Nayarit ocupa ya el nada honroso segundo lugar en aumento porcentual de ejecuciones de todo el país, sólo por debajo del estado de Guanajuato, según el Semáforo Delictivo Nacional.

Y es que de acuerdo con este organismo, las ejecuciones crecieron en nuestro estado en 150 por ciento en el tercer trimestre de este año, con relación al mismo periodo del año pasado, lo que representa más del doble de la media nacional.

De acuerdo con estas estadísticas, durante lo que va del presente año se tienen contabilizadas oficialmente en nuestro estado un total de 188 muertes relacionadas con el crimen organizado, lo que lo coloca en el lugar 21 del “ejecutometro” nacional.

Tan solo durante septiembre pasado, mes en el que se realizó el cambio de gobiernos estatal y municipales se reportaron en Nayarit un total de 63 ejecuciones, colocándose la entidad con esa cifra en el noveno lugar a nivel nacional en ese periodo.

Las estadísticas del Semáforo de Ejecuciones revelan que estas han ido en incremento durante 2017 en el estado de la siguiente manera: enero 1 ejecución; febrero 31 ejecuciones; marzo 8; abril 10; mayo 11; junio 16; julio 12; agosto 36 y septiembre 63 personas ejecutadas.

De acuerdo con datos periodísticos locales, desde que el nuevo gobierno asumió funciones el pasado 19 de septiembre a la fecha se han registrado en Nayarit 105 ejecuciones relacionadas con el crimen organizado.

La cifra acumulada de desaparecidos de junio a la fecha podría ser de casi 300 debido a que integrantes del colectivo Familias Unidas de Nayarit  estiman que tan sólo en el municipio de San Blas suman 100 los casos de este tipo, mismos que se suman a los casi 200 que ellos contabilizan entre sus filas.

.

SE VEÍA VENIR

Cabe señalar que ya en los primeros ocho meses de 2017 se había informado que se triplicó el número de asesinatos ocurridos en Nayarit, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Los datos difundidos por ese organismo revelaron entonces que del 1 de enero al 31 de agosto ocurrieron 123 homicidios dolosos, contra los 42 casos contabilizados a lo largo de los 12 meses de 2016.

Después de haber estado en 2016 en el tercer sitio de las entidades con menor incidencia de homicidios dolosos, con una tasa de 3.13 casos por cada cien mil habitantes, sólo debajo de Yucatán y Aguascalientes, en los primeros ocho meses de 2017 Nayarit cayó al noveno sitio, con una tasa de 6.94, en tanto que Yucatán se mantiene en el primer lugar con una tasa de 1.75, seguido de Aguascalientes (3.86), Hidalgo (4.78), Coahuila (5.31), Campeche (5.45), Querétaro (5.86), Tlaxcala (5.86) y Chiapas (6.22).

Conforme se acercó el final del gobierno del priista Roberto Sandoval Castañeda, cuyo ex fiscal Édgar Veytia fue detenido en Nueva York acusado de delitos contra la salud, los números de la violencia homicida mostraron una tendencia al alza.

En agosto pasado, el mes previo a la transición del Poder Ejecutivo —que se desarrolló el martes 19— fueron reportadas 35 personas privadas de la vida, cifra superior a la registrada durante los meses previos de junio y julio juntos, con 17 casos cada uno, mientras que en mayo hubo 10 asesinatos, en abril siete, en marzo nueve, en febrero 24 y en enero cuatro.