Sabrosas tradiciones

DELICIOSO pan de muerto de Don Chonito.

Por Humberto Aguilar

.

Jalisco es la cuna de las tradiciones más ricas en materia de alimentos a partir de su inicio y de la historia de Guadalajara. Aquella Guadalajara con olor a tierra mojada como la cantaba Pepe Guízar. Hace unos días en el canal de televisión del gobierno de Jalisco se presentó un reportaje de una mujer Josefina García quien de mutuo propio decretó que el 25 de agosto será el día del pozole.

La señora Josefina tiene 84 años, empezó con un anafre haciendo enchiladas y tacos dorados, con su fe en sí misma, en Dios y en su familia, hoy cuenta con once sitios en la capital de Jalisco y en los municipios de la zona conurbada, entre sus grandes hazañas ingreso al libro de récord Guinness con su tradicional pozole, en un solo día repartió 14 mil platos, todo fue regalado precisamente para entrar a ese libro.

Desde luego que a todas luces se ve que es una mujer de enorme visión comercial. Confiesa que solo estudió hasta sexto año, su inteligencia le dio para crear su primer gran restaurante en Guadalajara y luego crecer, crecer y crecer con el apoyo de sus hijos, de sus nueras, de sus nietos, de toda su familia, porque es un negocio absolutamente familiar. Esto además de contar con 125 empleados, son 125 familias que viven directamente de su empresa.

El menú además de pozole cuenta con mole, enchiladas de diferente estilo, con tacos dorados, sopes, pambazos, tortas y todo lo que representa la tradición jalisciense de comida típicamente mexicana.

Doña María Josefina no se come el pastel ella sola, con frecuencia envía tortas al Cuerpo de Bomberos, a la Policía y a otros grupos no gubernamentales que le solicitan su apoyo.

Ir a Guadalajara y no visitar una de sus cenadurías, simplemente es no conocer Guadalajara.

.

EN PUERTO VALLARTA

En materia de tradiciones en Puerto Vallarta hay dos, una auténticamente mexicana como es el Pan de Muerto, la otra de importación. De España llego la rosca de reyes que ya ha tomado vigencia popular en nuestra región.

El pan de muerto lo trajeron los grandes almacenes departamentales, se vende sin duda, pero el mejor de todos es el que hace Don Chonito y Los Chatos.

Don Chonito, sin hacer publicidad logra impactar con su pan de muerto, con un sabor tan especial que la gente aun después de pasado el dos de noviembre sigue buscándolo. Lo mismo pasa con el pan de muerto de los Chatos.

En cuanto a comidas típicas de Jalisco como es el pozole, los tacos, las enchiladas, el resto de los antojitos no recibe ningún impulso de CANIRAC y no figura en la semana llamada Restaurant Week.

Convendría que la señora Candelaria Tovar tuviera tiempo para celebrar por lo menos un fin de semana las delicias de la comida jalisciense, típicamente jalisciense: pozole y todo lo demás. Cabe decir que en el Parque Hidalgo cada miércoles se les permite a diversas familias colocar sus mesas como en los viejos tiempos para vender todos estos platillos. Vale la pena que en forma oficial se fije una semana como ocurre con el Restaurant Week.