Pide Gobierno de Guadalajara que calandrieros se conduzcan con respeto

Merilyn Gómez Pozos.

.

  • El Ayuntamiento no permitirá que por la fuerza se impida trabajar a quienes han aceptado el nuevo modelo de calandrias.

.

El Gobierno de Guadalajara pide a los diferentes grupos de calandrieros a que se conduzcan con respeto, afirmó Merilyn Gómez Pozos, la directora de Gestión Integral de los Derechos de los Animales, respecto al conflicto que existe entre ellos y que ha provocado presiones para quienes han aceptado el nuevo modelo de calandrias.

“Exhortamos a todas las partes a que se conduzcan con respeto. El ayuntamiento no puede permitir que algo así siga sucediendo. El día de ayer, un grupo de calandrieros denunció que está sufriendo presiones por parte de algunos de sus compañeros, quienes por la fuerza les han impedido trabajar”, agregó la funcionaria, quien dijo que esta actitud ha impedido que la mayoría de los calandrieros que están a favor de la sustitución lo manifiesten con su firma.

Manifestó que vía telefónica se comunicó con el líder opositor del nuevo modelo de trabajo, Rafael  Méndez Barajas, con el afán de invitarlo a una mesa de diálogo y a que dejara trabajar a sus compañeros, obteniendo como respuesta, una posición abierta y que lo iba a platicar con sus compañeros, “pero ellos tienen que entender que el Ayuntamiento, en su momento, tendrá que tomar decisiones en contra de estas actitudes. Por ahora lo que queremos es que trabajen en paz y en coordinación”.

Luego de señalar que no existe imposibilidad legal para seguir adelante con el proceso de sustitución de calandrias, Gómez Pozos, lamentó que haya desinformación hacia algunos de ellos sobre las condiciones y garantías que el municipio les brinda con la sustitución de calandrias, donde el Ayuntamiento ha procurado, en todo momento, que durante el proceso ellos sigan trabajando.

Aclaró que el comodato de los nuevas calandrias eléctricas será de 99 años, que los calandrieros no trabajarán para el Ayuntamiento y que existe la posibilidad de que a los 20 años del comodato los calandrieros puedan ser dueños de los coches, si la empresa patrocinadora decide no renovar el convenio.

“La ciudad vive un proceso de sustitución de calandrias que mantendrá viva esta tradición y la actividad económica que la rodea.  El proceso de sustitución está avanzando y vale la pena recordar que este proyecto comenzó con la firma y el respaldo de todos los Calandrieros”, subrayó la titular de Gestión Integral de los Derechos de los Animales.