El Lago de Tos-Cano

De chile, dulce, de mole
y con mentadas el atole.
Primero viene el enojo
y luego sigue el insulto;
al final se les concede
a sus mamis el indulto.
De todas formas sus hijos,
senadores, diputados,
van a llevarse el billete,
aunque sean insultados.

Ahora por todos lados
protestan damnificados.
Un muy natural fenómeno
no tiene que ser desastre,
solo lo es cuando el gobierno
no funciona y es un lastre.
Cuando, luego de las fotos,
vino la reconstrucción,
se tropezó con el muro
de la inepta corrupción.

Para estar medio enterado
hay que tener doctorado.
Enfrenta la economía
hoy un “entorno complejo”,
quien descubrió este hilo negro
dizque no es cualquier pendejo.
Lo dijo el del “catarrito”,
ya al final de su gestión;
en la que no ha dado una
en cuestión de previsión.

Son los derechos humanos
papa caliente en las manos.
Papiros paradisiacos,
silencio en la P G R;
aplicaciones del INE,
el último apague y cierre.
Vengo de un cortejo fúnebre
en el metro, línea dos;
ya con esta me despido,
dejo de hacerla de tos:

No lo inventé,
no lo inventé así fue,
de mexicano
surrealismo me empapé.