El Lago de Tos-Cano

Versos culinarios para pasar el rato
Por Francisco Toscano

¿Y ahora por dónde comienzo,
si solo en el BUEN FIN pienso?
El BUEN FIN vino y se fue
con su costal de endeudados,
con descuentos tentadores
y sus cobros redondeados.
Con sus huestes de acarreados
un BUEN FIN tuvo Morena
y el eterno candidato
dice que ahí viene la buena.

Algo que bien empezó,
con un MAL FIN acabó.
Un BUEN FIN tuvo también
el CORONA CAPITAL
que fue para la chaviza
un bálsamo musical.
Un MAL FIN tuvo hace tiempo
la dizque Revolución,
con choznos de don Plutarco
amparados o en prisión.

No lo inventé,
no lo hice pa’ no variar;
alguien se muerde
el izquierdo pa’ no hablar.

¿Es cierto que el puente del Buen Fin
tuvo un mal fin violento, apá?