Consejos de una abuelita modernaGente PV

Bullying

 Hagamos un alto en nuestras vidas para autoanalizarnos,  porque si seguimos practicando el “BULLYING”, no sólo afectará al máximo a nuestra valiosa y maravillosa nación, ¡sino al mundo entero!

.

Por un México mejor

.

Si alguna vez han oído hablar de la palabra “BULLYING”, no es otra cosa que… “Agresividad al máximo y en ocasiones se trata de una acción brutal sin límites.”

Nos espantamos de que en casi todos los “Centros Educativos” exista entre los alumnos; pero si somos observadores, ¡también vemos ese fenómeno entre algunos “Maestros envidiosos“!, del recién llegado, y más si él o ella, posee los conocimientos y la vocación necesaria… ¡Para lograr un alumnado excelente!

Éste fenómeno social a pesar de haber existido desde la creación del ser humano (leer historia de Caín y Abel), se ha acrecentado en éstos tiempos, no nada más en Los Centros Educativos, ya que es inexplicable el que los Maestros no se den cuenta de las seguidas agresiones para con ciertos alumnos, y aunque no lo crean, también se da en algunos entes que osan llamarse Maestros, para con algún alumno o alumnado…

O para con ellos mismos cuando se van a protestar a las calles, demostrando su falta de cultura e inmadurez; cuando vociferan y se pelean; o destrozan hasta el patrimonio de los otros mexicanos… ¡Cuando arremeten sin cordura! Sino que en la misma casa (porque a eso no se le puede llamar hogar), ya que vemos una marcada diferencia de los padres para con algunos hijos…

Sobre todo en aquellos lugares, donde habitan los viejos amantes, o esos nuevos esposos, que llevan a vivir a sus propios hijos. Por eso existe el famoso dicho: “O todos hijos, o todos entenados“, porque si no, pueden convertir a esa casa o “Mansión”, ¡en un verdadero “Infierno“!, y es cuando los padres se espantan o se preguntan del porqué se fue su hijo(a) del “hogar“.

Aunque me llamen repetitiva y no sea una escritora (ya que sólo me dedico a plasmar en un pedazo de papel mis inquietudes para evitar el más rápido el desgaje de lo que queda en las pocas familias bien avenidas de mi muy amado pero tan vejado País)… ¡No debemos permitir a nuestros divinos ángeles terrenales, el uso de esos aparatos tecnológicos (teléfonos celulares, computadoras y televisores), SIN LA SUPERVISIÓN DE UN ADULTO CONSCIENTE, ya que con tanta agresividad, pornografía, degeneración y BULLYING… ¡Hasta en las caricaturas disque Infantiles!, sin que se den cuenta, se pueden transformar en verdaderos… “Demonios”  Y DESPUÉS LA SOCIEDAD LOS TIENE QUE CASTIGAR… ¡COMO ADULTOS MENORES!

Voy a mencionar sólo algunos puntos, que a la larga se pueden convertir sin darse cuenta, y provocar hasta el odio entre los mismos hermanos, en ese acostumbrado diario “BULLYING” casero:

Que alguno de los padres o parientes, le pregunte a nuestras inocentes criaturas: “¿A quién quieres más, a papá o a mamá?, o… ¿A tu hermanito o hermanita?”…

Hacer seguido esas crueles comparaciones:

“¿Por qué no eres como…?”, o “¡Deberías parecerte a…!”, recuerden que para poder destacar y triunfar en ésta enigmática vida, todos somos seres únicos e irrepetibles, por lo tanto…, las famosas copias… ¡De seguro están destinadas al fracaso!

En lugar de incitarlos a razonar y recapacitar en los errores y horrores cometidos, les dicen: “¡Tu no te dejes de nadie!”

Debemos de permitir que todos nuestros hijos demuestren sus sentimientos y nunca decir: “¡Los hombres no lloran!”, o “Recuerda que eres muy macho“, “¡Sigue llorando y te golpearé para que tengas una razón!“, o “Las viejas como las escopetas… ¡Cargadas y en el rincón!”, o “¡Esas son cosas de viejas!”, o “¡Tú, no sirves para nada!”, o el consabido; “te lo dije!“… EL QUE TE RÍAS SI EL BEBÉ TE DA UNA ¡CACHETADA!, o ¡YA TU SABRÁS!

Recuerden que es de suma importancia el educar con mucho amor, paciencia, justicia y libertad (no libertinaje), y… ¡sin BULLYING CASERO!, a nuestros ángeles terrenales, para evitar el ¡tener que castigar después, a esos hombres, mujeres y adultos menores endemoniados!; y que  “el gobernar a una familia, es tan difícil como el gobernar justa, sabia y equitativamente a toda una nación”… ¡PERO NO, IMPOSIBLE!

¿Cómo no va a haber “BULLYING “ en mi México adorado, si los adultos a toda hora les enseñamos cómo hacerlo a nuestros ángeles terrenales?… Iniciando con el casero, seguimos con; el escolar, social, laboral, religioso, étnico… Sobre todo ¿El político para con su pópulo?, y ¡lo más triste, hasta para con Nuestra Madre Naturaleza, olvidando que sólo tenemos éste Planeta!

Hagamos un alto en nuestras vidas para autoanalizarnos,  porque si seguimos practicando el “BULLYING”, en cada instante de nuestra existencia en éste enigmático Planeta Tierra, no sólo afectará al máximo a nuestra valiosa y maravillosa nación, “¡sino al mundo entero!

Gracias.

Cariñosamente Ana I.