Los valores anónimos

José Carlos Peña.

.

Por Dr. en derecho Miguel Ángel Rodríguez Herrera

.

“Valor es todo lo que vale” reza la definición del filósofo Lotze. En tanto que Max Scheler afirma su pirámide de valores de acuerdo con un orden ascendente poniendo como el penúltimo de su escala a los valores éticos, inmediatamente debajo de los valores religiosos que ocupan el pináculo de ese orden. Los valores éticos son la Moral y el Derecho que aspira a la realización de la Justicia y pertenece a los éticos uno de tantos como la Honestidad.

.

JUSTICIA Y HONESTIDAD

Estas dos especies de valores son inseparables entre sí de tal manera que no puede existir uno sin el otro. No se puede ser justo sin ser honesto y viceversa. Sin embargo no es propio de este espacio el estudiar las definiciones de ambos valores sino el dar idea de que existen en este nuestro caótico mundo hombres y mujeres que ejercen estos dos valores y los plasman en la realidad.

.

EL ANONIMATO DE LOS QUE EJERCEN VALORES POSITIVOS

Es hombre anónimo aquel que no destaca de la generalidad. Los hombres de valores positivos, justicia y honestidad, pasan desapercibidos por la simple razón de que a la generalidad de los seres humanos no les interesan esos valores porque aspiran a la riquezas de dudoso origen y no aquellas que se obtienen con un trabajo honrado y que por ello lo merecen.

.

JOSÉ CARLOS PEÑA CHAVARÍN

Este personaje que es un excelente abogado penalista y que  ejerce como Agente del Ministerio Público en la Fiscalía General del Estado con sede en Puerto Vallarta es un profesionista egresado con honores de la carrera de Abogado y que cuenta con una gran experiencia en el ramo de la Procuración de Justicia, es ejemplo de uno de los pocos hombres que desde el anonimato ejerce los valores positivos a los que se hizo referencia; se le distingue no sólo por ello sino, al igual, por su don de gentes, buena apariencia y de un gran trato amable que es causa de empatía con el público usuario con quien atiende a puertas abiertas.

Posee el don de la fácil y grácil sonrisa que implican paz y armonía interiores que con lleva a inspirar confianza. Está lejos, muy lejos, de la opaca austeridad de la Fiscalía. Es así porque porta en su frente  la brillante estrella del ascenso que merecido lo tiene. No dudamos de forma alguna que tendrá una fulgurante carrera en su ya largo recorrido por la institución para quien diligentemente labora. Enhorabuena por su sin igual presencia que engalana los grises muros de esa dependencia. Así como predije la elevación del joven abogado JORGE HDEZ VALENCIA, así, sin equivocarme le concedo la misma suerte al abogado Chavarín quien se ha ganado toda la simpatía de los habitantes del Puerto de Richard Burton, Vallarta. Así será.

.

AMIGOS

Vaya un abrazo para mi amigo RAÚL SÁNCHEZ JIMÉNEZ y otro para mi cuñado ARTURO DÁVALOS PEÑA (sin titubeo alguno, será el bueno).

TRUECA TU ODIO POR EL OLVIDO.