CiudadLocal

Nuevo Vallarta y Punta Mita: Las joyas de la corona

Punta Mita es un exclusivo destino turístico para los vacacionistas más exigentes.

.

  •  Ambos centros vacacionales cuentan con servicios de primera y atractivos turísticos que encantan a los visitantes nacionales y extranjeros.

.

Redacción Vallarta Opina
Puerto Vallarta

.

Decir Riviera Nayarit es referirse a un litoral paradisiaco que fascina a miles de turistas del país y todo el mundo.

Sucursal del paraíso, sinónimo de glamour, tiene una costa de más de 300 kilómetros que parte del río Ameca y llega prácticamente a las cercanías de Tepic. Riviera Nayarit ofrece intensos cielos azules, montañas color esmeralda, abundante vegetación y hermosas playas doradas para vacacionar o, mejor aún, para vivir y gozar permanentemente sus encantos.

Año con año es un sitio visitado por quienes buscan paz, sol, mar, buena comida, deportes acuáticos y extremos, diversión, gastronomía… Además, algo que le caracteriza es la excelencia de su oferta de servicios: hoteles, campos de golf, marinas, restaurantes, empresas de aventura y diversión, centros comerciales, junto con su infraestructura de comunicaciones y servicios.

.

NUEVO VALLARTA

Ubicado a pocos kilómetros al norte del aeropuerto vallartense, y parte del municipio de Bahía de Banderas, Nuevo Vallarta es un destino turístico de primer nivel que poco a poco se ha despojado de su condición de hermano menor del puerto jalisciense y ha dejado de ser su apéndice, a pesar de compartir su nombre. Es una población moderna y tranquila con todos los servicios que el viajero exigente requiere. Ya sea de vacaciones, luna de miel, aniversario, boda, convención, negocios, aventuras o ecoturismo, cualquiera que sea el motivo de la visita, para todos hay en Nuevo Vallarta.

Con un clima tropical cálido subhúmedo (temperatura promedio: 25 grados centígrados), Nuevo Vallarta se localiza en el punto de encuentro de las aguas dulces del río Ameca y el Pacífico, lo que permite un ambiente ideal para que diversas especies de aves como garzas, patos, pelícanos y gaviotas, así como reptiles, hagan de este sitio su hogar.

Sus cinco kilómetros de playas son de una gran belleza y es casi imposible no resistir a su encanto. El oleaje es tranquilo, la arena es tersa, el sol nunca deja de brillar, la vista de la bahía es más que disfrutable. Por otra parte, en sus avenidas y calles, con camellones bien cuidados, pletóricos de palmeras, árboles, y flores, se respira calma y belleza natural. ¡Y sin tráfico! Los 10 kilómetros de canales de su Marina contribuyen a darle singularidad y belleza, al tiempo de servir de comunicación para quienes llegan en su yate.

Además, a lo largo de Nuevo Vallarta existe una magnífica oferta gastronómica de calidad que pocos lugares pueden presumir. Existe una agradecible variedad de restaurantes y hay opciones para todos los bolsillos y gustos. Eso no es todo: hay hospitales, centros de negocios y comerciales, mercados callejeros, campos de golf, condominios, hoteles, parques acuáticos… Todo esto, construido con empeño y tesón en los últimos 25 o 30 años. Se trata de una infraestructura de servicios flamante y de clase mundial.

Tiempo es lo único que a uno le podría faltar para disfrutar de los atractivos de Nuevo Vallarta, excepto, claro, por los privilegiados que lo han hecho su hogar.

Aquí, una probadita de lo mucho que hay que hacer y ver. Sí, apenas es una lista de insinuaciones de lo mucho que ofrece el sitio:

Boutiques de ropa, artesanías locales. Visita que nunca puede faltar en las vacaciones.

Campos de gol. Entre los mejores del Pacífico mexicano.

Casino. A probar suerte y fortuna.

Clubes de playa. Natación, sol, agua, bebidas refrescantes, ricos platillos.

Iglesias. Para agradecer las bendiciones de la vida, como estar en la Riviera Nayarit.

Marina (de hecho, son dos, para recibir a 500 embarcaciones)

Nado con delfines o leones marinos. Experiencia inigualable.

Parque acuático. Más diversión.

Spas. Para relajarse aún más.

Vida natural. Cerca de la Sierra de Vallejo; manglares, sitio donde desovan tortugas carey, golfitas y laúd. Una maravilla.

.

PUNTA MITA

Al norte, en el extremo de la Bahía de Banderas, está otra joya del paraíso: Punta de Mita. Es una pequeña península que da cara al océano, un insospechado rincón donde se combinan la belleza y el glamour.

Es un remanso de tranquilidad, muy apartado del bullicio de las ciudades. Es, de algún modo, una suerte de oasis dentro del edén. Un refugio rodeado de colinas de vegetación exuberante y con 10 kilómetros de playas prácticamente vírgenes.

Hoy por hoy, Punta de Mita es sinónimo de lujo, un punto y aparte dentro de la Riviera Nayarit. Es un pequeño pueblo, tradicional y pintoresco, que convive con hoteles y mansiones exclusivos.

A la orilla de las playas de Corral del Risco y El Anclote, que se extienden por medio kilómetro, se han construido hoteles y resorts de lujo. Y los que ya vienen en camino.

Entre sus innumerables atractivos, está el golf. Por cierto, este es uno de los destinos para jugar este deporte más reconocidos del mundo, por la belleza de sus campos.

Hace un par de décadas, a lo sumo, pocos sabían de la existencia de este paraíso. Antiguo y somnoliento pueblo de pescadores, Punta de Mita había sido por mucho tiempo un lugar popular para los amantes del surf y fanáticos de la pesca. Fue gracias a la visión y osadía de empresarios mexicanos que Punta de Mita se empezó a insertar en el mapa de los mejores sitios de playa en México y el mundo. Primero el Four Seasons y, luego, el St. Regis fueron la punta de lanza para la llegada de turismo de alto nivel y, de paso, atrajeron más inversiones en hoteles y residencias de gente deseosa de tener el Pacífico a sus pies.

Sus hermosas playas, sus arrecifes de coral, su flora y fauna marina y de tierra, se suman y conjugan en este paradisiaco edén, orgullo de Nayarit y de México. Destinos cercanos a Punta de Mita son Los Veneros, Litibú, Higuera Blanca, Sayulita, La Cruz de Huanacaxtle…. Son desarrollos o poblados que cuentan con toda clase de servicios, residencias y hoteles que dan más atractivo a la glamorosa península.

No puede soslayarse el atractivo de las islas Marietas, localizadas a corta distancia de Punta. Hace unos años una foto de la Playa del Amor desencadenó una fiebre mundial para conocer las islas y fotografiarse en ellas. Por fortuna, se tomaron las debidas providencias para controlar el ingreso de turistas y poder preservar la belleza y sustentabilidad de este bello paraje.

Otra de las fortalezas de Punta de Mita son sus restaurantes, desde modestos puestos de pescados y mariscos, hasta restaurantes de todas las estrellas y reconocimientos posibles.

¿Quién dijo que en el paraíso no se podía comer bien? Millonarios, personalidades del mundo artístico, el deporte, la farándula y viajeros sofisticados prefieren Punta de Mita y contribuyen a darle fama.

El sitio ya no es un secreto celosamente guardado, ahora es un pedazo del paraíso al alcance de algunos. Hay que aprovecharlo y dejarse atrapar y seducir por sus encantos.

Y lo mejor de la Riviera Nayarit, tanto de Nuevo Vallarta como de Punta de Mita, es su gente. Hombres y mujeres cálidas, serviciales y hospitalarias. Los pobladores de esta costa son una razón poderosa para quererla y regresar a ella.

.

Nuevo Vallarta representa un lugar atractivo y con muchos servicios para los turistas.