En lineaGente PVOpinión

Construir con orden

Por Humberto Aguilar

.

Ingenieros y arquitectos deben saber que todo el occidente de Jalisco, incluyendo Guadalajara, desde Guerrero hasta Ixtapa, Jalisco es una zona sísmica que puede ser de gran poder en caso de un fatal encuentro de las placas tectónicas que circundan esta zona que además se encuentra con la falla de San Andrés y la falla del Pacífico.

Esto es una advertencia para quienes construyen y remodelan la zona del viejo Vallarta en donde ya se elevan edificios hasta de 8 pisos posiblemente sin conocimiento de que se debe construir con técnicas antisísmicas.

La historia nos dice de movimientos sísmicos de mucha potencia. Las torres de La Catedral de Guadalajara dos veces fueron víctimas de movimientos telúricos hasta el tiempo en el que el arquitecto Manuel Gómez Ibarra creó el sistema que permanece hasta nuestros tiempos, gracias a que utilizó materiales menos pesados que el concreto, esto fue en el año 1850.

Puerto Vallarta ha vivido movimientos telúricos hasta de 7.5 grados, el último derribó la corona de la parroquia de Guadalupe, como todos deben recordarlo por ser el más reciente de gran magnitud, el 9 de octubre de 1995.

Construir en una zona sísmica como la de nosotros en el Pacífico conlleva el peligro de un desastre, dado a que estos movimientos afectan los sistemas de agua potable y drenaje que por el tiempo en que han sido construidos en la colonia Emiliano Zapata, con el peso de los edificios que ya se levantan en varias partes puede ocasionar un desastre de graves consecuencias.

Desde luego esto es una advertencia para quienes aprueban el uso de suelo y la construcción de esos edificios sin antes prever que además se debe mejorar toda la red de drenajes y agua potable. Sobre todo porque al construirse edificios de 8 pisos los drenajes se van a saturar y el agua va a faltar por la gran demanda de esas construcciones que por cierto se ven muy feas, además de que destrozan la visión de lo que es el auténtico pueblito del que estamos todos muy orgullosos.

.

POR SI NO LO CREEN

Para los incrédulos vale recordar los estudios que se han hecho que detectan que en todo el Pacífico norte desde California hasta la península mexicana se encuentra la falla de San Andrés que ha ocasionado desastres en San Francisco e incluso en Los Angeles. Esta falla baja y se encuentra con la Placa de Cocos que se localiza desde Chiapas hasta nuestro vecino pueblo de Ixtapa en donde entra la rama en forma horizontal. Los desastres más recientes fueron el nueve de septiembre que estremeció los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Puebla y la zona Metropolitana de la Ciudad de México y los 11 municipios del Estado de México. Un segundo movimiento el 19 de septiembre reciente provocó la destrucción de edificios que fueron construidos sin las especificaciones especiales que ya se conocían, pero por la corrupción se permitieron. Ya están detenidos varios ingenieros y arquitectos que hicieron esas obras y se lamentan más de 300 personas que perdieron la vida, entre ellos los 19 niños del colegio Enrique Rébsamen, cuya directora huye de la justicia.

Esto es solamente una advertencia para las autoridades municipales y para quienes otorgan los permisos de construcción sin especificar que es una zona sísmica.

Sobre todo prevenir la posibilidad de un grave desastre en todos esos edificios ya construidos incluso las feas torres en donde fue el hotel molino de agua.