El Lago de Tos-Cano

Versos culinarios para pasar el rato,
por Francisco Toscano.

.

De nuevo hizo el Impreciso
cambios en el gabinete,
siempre llenando de elogios
a quienes mandó al retrete.
El cambio que se esperaba
que más llamó la atención,
por la muy falsa floreada,
fue el de Gobernachong.

La milonga que les traigo
ahora es muy gabinetera,
aplica para este régimen
y también para el que quiera.
Cualquiera que sea el “ismo”.
es la misma regadera.

A la hora de darle cuello
a un Secre que la ha regado
nunca faltan los elogios
por lo bien que ha trabajado
y a su lugar siempre llega
un chapulín redomado.

Finalmente, el gabinete
nada más es un reflejo
del Preciso muy sabihondo
o del que no llega lejos.
Hay Secres que o son tan malos
o nomás se hacen pendejos.