Estigma de vulgaridad

Donald Trump.

Por Humberto Aguilar

.

Ante los ojos de todo el mundo, el presidente Donald Trump ha colocado en el más alto grado de vulgaridad a su gobierno. El calificativo de países “mierda” que le dio al pueblo de Haití y El Salvador manifiesta esa condición que es burla entre los gobiernos de todo el mundo.

Como es ya costumbre en estos meses, a través de su vocera oficial tratan de disminuir el efecto de sus palabras, pero solamente se reitera el grado de vulgaridad del presidente de ese país que se considera el más rico y poderoso de todo el mundo.

Hablar sobre la historia de los presidentes de Norteamérica es solamente para compararlo con otros estigmas. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, en tanto Dwight Eisenhower como presidente de los Estados Unidos trató de unir a los países a través de la concertación de ciudades hermanas. Otros hombres de su gobierno impusieron gorilatos en los pueblos de Latinoamérica a partir de Guatemala hasta Argentina. A toda costa se quería evitar que cayeran “en manos del comunismo”. Gorilatos que ejercieron mano dura contra el pueblo hasta que Fidel Castro y el Che Guevara rompieron con ese gorilato de Fulgencio Batista en Cuba. El ejemplo cundió en el resto de los países hasta que en los años setenta Pinochet acabo con el gobierno socialista de Chile.

Sin comparación, el gobierno de Donald Trump ha caído en el ridículo. Los diarios más influyentes de Norteamérica revelan todos los días esa actitud vergonzosa para todo el pueblo norteamericano. En viva voz los actores de la sociedad lo tienen como “el bebé” que nos gobierna. En tanto, Donald Trump afirma que el éxito que tiene en algunos casos es el resultado de la amenaza que impone a cualquier situación como en el caso del Tratado de Libre Comercio.

La sexta reunión del tratado programada para Canadá parece conducir al rompimiento, sin embargo, por parte de México quienes conocen a fondo los puntos finos señalan que de romperse, el sector agrícola de los Estados Unidos va a sufrir pérdidas por millones de dólares. Este sector ya manifestó que el tratado debe llegar a un buen acuerdo entre los tres países. En México se dice que nuestro país está preparado para, en caso extremo sobrevivir al rompimiento.

Lo más reciente es la declaración del canciller Luis Videgaray al asegurar que de romperse el tratado no se va a disolver la relación política, social y económica con los Estados Unidos y con Canadá. Sin embargo el efecto se va a sentir en los movimientos del dólar con relación a la moneda mexicana.

.

MANIFESTACIÓN EN LONDRES

Donald Trump tenía programada una visita al Reino Unido para inaugurar esta semana en Londres el nuevo edificio de la embajada.

Ayer mismo se canceló la visita con declaraciones muy diferentes en la  Casa Blanca y en el gobierno de Inglaterra.

En la Casa Blanca, Donald Trump dijo que había cancelado la visita, porque el presidente Barak Obama había vendido por cacahuates los terrenos de la anterior embajada. En Londres se dio a conocer que le pidieron cancelar su visita por la firma de un millón de ingleses que pidieron no aceptar su presencia en aquella ciudad. Lo relevante en este caso es sin duda, la mentira de quien gobierna al pueblo de los Estados Unidos.

Lo que sigue se ve ya en los medios informativos: prensa escrita, televisión y redes sociales, Donald Trump es el payaso de la nación. Sin ser pintoresco, simplemente un payaso.