De la gloria al infierno

Roberto Sandoval.


.

Todo un caso. Con orgullo Roberto Sandoval relataba en sus inicios como presidente municipal de Tepic, que fue indocumentado para luego regresar a su estado a servir como barrendero en el rastro con la suerte de ser luego de varios años el alcalde de la capital de Nayarit.

La carrera política de Roberto Sandoval en ascenso, tras ser presidente municipal fue candidato y gobernador del estado. Hoy se libran acusaciones que podrían tenerlo en la cárcel por varios delitos cometidos durante su administración, entre otros el de enriquecimiento ilícito.

Esta semana se dio a conocer detalles sobre como amasó una fortuna totalmente injustificada. Sumaron los honorarios desde su calidad de presidente municipal tres años, hasta los seis años como gobernador en los que no se justifica tener propiedades que suman muchos millones de pesos. Como se recordará en la plenitud de su gobierno, sus viajes a Las Vegas para estar presente en las funciones de box donde participó Saúl “Canelo” Álvarez, con la emoción pintada en el rostro en su vestidor luego seguirlo hasta subir al ring. El boxeador amigo personal de Roberto Sandoval disfrutó vacaciones pagadas en los mejores hoteles de la Riviera Nayarit en compañía de su amigo Roberto Sandoval.

Estos fueron solo detalles de su vida pública como gobernador del estado. Lo oculto fue su amistad con el gobernador de Chihuahua, César Duarte. El negocio de importar ganado suizo con fondos del gobierno federal a “fondo perdido”. Dinero que se otorga a ganaderos del estado dotándoles animales para mejorar la calidad del ganado local. En uno de esos años, durante su administración el presidente municipal de Bahía de Banderas, Héctor Paniagua, regaló a nombre del gobierno del estado animales de pura sangre que fueron sementales en el municipio de San José del Valle y a otros ganaderos más de San Juan de Abajo. Así se empleó aquella partida a fondo perdido.

Lo que no fue a fondo perdido es la cantidad de caballos y yeguas pura sangre que importó de España, los que luego abundaron en algunos de sus ranchos en Nayarit.

.

SU AMISTAD CON EL DIABLO

Su amistad con Edgar Veytia se inició desde que fue presidente municipal en Tepic. Este personaje apodado como “El Diablo”, se inició como director de tránsito en Tepic, luego sería su asesor de seguridad y el fiscal del estado.

Durante cinco años Veytia utilizó su cargo en actos delictivos que lo llevaron a ser detenido al cruzar la frontera. Hoy está ante el tribunal de Nueva York acusado de delitos dados a conocer públicamente. Esto, más lo que se acumule ahora con cargo a Roberto Sandoval, de quien por el momento no se sabe su residencia.

Se dice que su amistad con “El Bronco”, gobernador de Nuevo León, que busca la presidencia de México por la vía de la independencia, quien además de ser amigo de Roberto Sandoval presumió también ser amigo del Diablo Veytia.

El camino político de Roberto Sandoval parece ser el camino al infierno. Las acusaciones ya están en manos de quienes habrán de librar su detención si así lo amerita.

Un caso más muy lamentable de la corrupción en la política y en los políticos mexicanos.