El Lago de Tos-Cano

Versos culinarios para pasar el rato,
por Francisco Toscano.

.

Dizque fue hormiguera chota
la que lo usó cual pelota.
Año del dos mil diez y ocho,
presente lo tengo yo,
por el rumbo del Rosario
Marco Antonio se esfumó.
Según diversas versiones
que me dio una mano amiga,
después de ponerlo pinto
lo hicieron ojo de hormiga.

Dizque allí, en el hormiguero,
la macana va primero.
Cinco días sin saber algo
de Marco Antonio pasaron,
hasta que en el Edomex
camaritas lo grabaron,
Con ropa que no era de él,
perdido, desorientado;
por sus angustiados padres
al fin fue identificado.

Sano cuando el levantón,
mas no en la devolución.
Hasta ahora no se sabe
que pasó esos cinco días,
resulta que no aparecen
dos cumplidos policías.
A Manceritas se ha visto
responder de mala gana,
pues le echaron a perder
sagrado fin de semana.

No lo inventé,
no lo inventé fue así,
pero el corrido todavía
no acaba aquí.