¿Qué será, será?

Andrés Manuel López Obrador.

.

Por Humberto Aguilar

.

Suena el teléfono de casa con una voz misteriosa para decir que se trata de una encuesta. La instrucción es, si usted va a votar por Arturo Dávalos marque la tecla dos, la reacción fue apagar el teléfono, extrañado por el detalle de que se estén haciendo encuestas locales.

Como todos sabemos, solamente hay dos aspirantes aún sin registro, solo propuestas, una para que Arturo Dávalos busque la reelección, que ya es constitucionalmente permitida, el otro pre candidato es Roberto González, propuesto por el PRI. De ahí en fuera están los aspirantes a candidatos independientes, son tres o cuatro, pero hasta el momento ninguno ha logrado presentar las firmas que exige el Instituto Nacional Electoral. De tal suerte que es totalmente extraño que alguien llame por teléfono para una presunta encuesta sin antes explicar de qué se trata.

.

ESO DE LAS ENCUESTAS

Cada seis años los diarios de circulación nacional hacen encuestas en el área metropolitana de la capital y en el Estado de México para contemplar quien puede ser el próximo presidente de México. También lo hacen empresas que se dedican precisamente a eso, lo hacen incluso a pedido especial en los estados cuando hay elecciones para gobernador, mas nunca sabemos que lo hagan en un municipio como se presume que se está haciendo el intento en Puerto Vallarta.

.

ASÍ VAN

De acuerdo a los datos que se dan a conocer oficialmente en todos los medios informativos de radio y televisión, Andrés Manuel, candidato de MORENA, está arriba por 32 puntos, le sigue Ricardo Anaya (PAN, PRD Y MC) con 26% y José Antonio Meade (PRI) con 13%.

Sin embargo se revelan otros informes sobre las falsedades que circulan en las redes sociales, por ejemplo, según las redes sociales el 64 por ciento de quienes apoyan a López Obrador son de personajes que se dedican a eso, hacer creer a la gente que es el más popular, la mejor propuesta y el gran favorito, sobre el porcentaje de Anaya pasa algo parecido, en tanto que se asegura que quien más ha crecido en popularidad es José Antonio Meade, pero vaya usted a saber que tanto hay de cierto en uno y en lo otro, la verdad es que tanto la propaganda política como los encuestadores, como en las redes sociales, cansan a la gente, la inquietan y todo está lleno de dudas.

Vale decir que esto es apenas en la precampaña que termina el 14 de febrero, precisamente el Día de San Valentín.

Las verdaderas campañas abren cinco meses para llegar al primero de julio al punto verdadero en donde los mexicanos habremos de depositar nuestro voto por quien va ser el próximo presidente de México.

.

POR SI FALTARA ALGO

Vale recordar que este primero de julio se van a disputar 90 mil cargos de elección popular, entre nueve candidatos a gobernador, todo el congreso estatal más cerca de dos mil candidatos a presidentes municipales con la gran cantidad de regidores.

A nivel federal se elige el Congreso de la nación, así como a los senadores que conformaran el poder legislativo de México para los próximos seis años.

Esto nos da idea de la gran cantidad de boletas que se van a presentar a los electores, no solamente esto, sino la cantidad de trabajo que se va acumular a quienes van a contar los votos y van a decidir quién es quién.

Lo que nos espera es una enorme cantidad de basura política en todos los medios informativos a disponibilidad: prensa escrita, televisión, radio, periódicos en línea y redes sociales.

El costo de la democracia es enorme  ya está establecido que se gastarán muchos millones de pesos, tan solo en las elecciones más lo que se otorga a cada partido político para realizar su trabajo de llevar a la victoria a sus candidatos.

No podemos decir nada, más que esperar esos cinco meses, que pasen muy pronto y a tratar de no enrolarnos en la propaganda para que en el momento de elegir tengamos la mano firme para votar por quien cada uno de nosotros quiera.