Rafael Márquez amparado, otra vez

El jugador del Atlas recibió un nuevo amparo para recuperar el manejo de su centro terapéutico en Puerto Vallarta y Guadalajara y las cuentas bancarias que lo administran.

.

  •  La PGR se resiste a reintegrarle el centro terapéutico en Puerto Vallarta y Guadalajara, así como las cuentas bancarias por la mención del deportista en la llamada “lista negra” del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

.

Por Marisela Muñoz
Guadalajara

.

El futbolista Rafael Márquez recibió un nuevo amparo para recuperar el manejo de su centro terapéutico en Puerto Vallarta y Guadalajara y las cuentas bancarias que lo administran.

En tanto, la Procuraduría General de la República se resiste a entregar sus propiedades y dinero, e interpone recursos judiciales.

La titular del Juzgado Octavo de Distrito en Materia Penal con sede en la Ciudad de México, Luz María Ortega Tlapa, notificó al futbolista Rafael Márquez del amparo concedido con el número 743/2017, en el que se describe que la Justicia de la Unión lo ampara y protege para que se le reintegre el manejo y administración de dos cuentas en el banco Banorte para la dirección del Grupo Terapéutico Hormomaral, además de la entrega de los inmuebles que ocupa la empresa en la avenida General Eulogio Parra de la colonia Monraz de Guadalajara, y la calle Lisboa en la colonia Versalles de Puerto Vallarta.

En tanto la Procuraduría General de la República se resiste a reintegrarle sus bienes requisados por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, como parte de una investigación oficiosa por la mención del deportista en la llamada “lista negra” del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que lo identifica como colaborador en una red de lavado de dinero conocida como “Los Flores”, liderada por Raúl Flores Hernández, “El Tío”, en la que se menciona al cantante Julíon Álvarez y al regidor de Autlán, Felipe Flores Gómez, entre otros personajes como los sobrinos del narcotraficante Rafael Caro Quintero.

En días pasados la juzgadora amparó al jugador del Atlas para que se le liberara su empresa Prosport Healt & Imagen, con sus instalaciones en Guadalajara, y su cuenta de administración en el Banco del Bajío, sin embargo la PGR no acató la orden judicial y recurrió al recurso de revisión, por lo que el caso se remitió al Octavo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito.