Advierten potencial “crisis constitucional” en EUA por trama rusa

Donald Trump podría provocar una “crisis constitucional” si decide despedir al subprocurador Rod Rosenstein o al fiscal especial Robert Mueller.

.

Por José López Zamorano. Corresponsal
Washington.

.

Los líderes de la minoría demócrata en la cámara baja y el Senado, Nancy Pelosi y Charles Schumer, advirtieron hoy al presidente Donald Trump que podría provocar una “crisis constitucional” si decide despedir al subprocurador Rod Rosenstein o al fiscal especial Robert Mueller.

Pelosi y Schumer hicieron la advertencia a Trump en una carta, luego que el presidente permitió la divulgación de un polémico memorando elaborado por republicanos que pone en duda la legalidad de ciertas acciones de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y del Departamento de Justicia (DOJ) sobre la trama rusa.

“Si el presidente usa esta falsa, horrible, divulgación de inteligencia distorsionada como excusa para despedir al (subprocurador) Rod Rosenstein o al fiscal especial) Robert Mueller, podría conducir a una crisis constitucional”, señaló Pelosi en un foro.

Tanto Pelosi como Schumer escribieron además una carta conjunta a Trump donde advierten al mandatario que tal acción sería considerada por los demócratas “como un intento de obstruir la justicia en la investigación” sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Sobre si el memorando hacía más probable que despidiera a Rosenstein, Trump respondió esta mañana de manera críptica a los periodistas: “Imagínenselo ustedes”.

El diario The New York Times reportó que Trump ha considerado la posibilidad de despedir a Rosenstein, pero desistió de hacerlo cuando el abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, amenazó con renunciar si proseguía con el plan.

Analistas consideran que el presidente también puede utilizar el contenido del memorando para evitar ser interrogado bajo juramento ante Mueller.

El memorando, que se convirtió en centro de una inusual disputa pública entre el mandatario y el FBI, sostiene que los investigadores de esa agencia federal y del Departamento de Justicia omitieron información clave cuando solicitaron la autorización de una Corte para vigilar al asesor de la campaña de Trump, Carter Page.

Según el memorando, el juez de la Corte de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Foránea (FISA) no fue informado de que el autor del reporte original de la trama rusa, el británico Christopher Steele, había recibido 160 mil dólares del Partido Demócrata para obtener “información derogatoria” sobre Trump.

Según el documento, Steele había aceptado “que estaba desesperado de que Donald Trump pudiera ser electo”.

El memo sostiene además que la solicitud turnada a la Corte no especificaba que el investigador británico estaba trabajando para la empresa Fusion GPS, que a su vez era pagada por el bufete jurídico Perkins Coie, en nombre de su cliente, el Comité Nacional Demócrata.

De inmediato, los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes calificaron al memorando, elaborado por el equipo del presidente del Comité de Inteligencia de la cámara baja, David Nunes, como un intento de desacreditar la investigación de la trama rusa.

Antes, el propio FBI había expresado en una poco común declaración pública que se oponía a la divulgación del memorando, debido a que omitía información significativa para presentar un panorama integral de los acontecimientos.

Nunes fue incluso acusado por otros miembros demócratas del Comité de Inteligencia de haber alterado el documento que fue objeto de votación esta semana por los integrantes del panel legislativo.

Fuentes oficiales dijeron a medios locales de prensa que el presidente Trump había compartido con allegados que la divulgación del memorando le ayudaría a desacreditar la investigación sobre los presuntos vínculos de miembros de su campaña con Rusia para interferir en las elecciones.

 

Información de Notimex.