Matrimonios por conveniencia

Por Humberto Aguilar

.

Con el paso de los años y de los siglos existen las generaciones a las que se les da diversos nombres. Por ejemplo antes de la actual se conoció a la generación X, la más próxima a pasar del siglo XX al Siglo XXI, la nueva generación se le dice la Millenial.

Lo que no ha cambiado a través de los siglos son los matrimonios por conveniencia. En la misma biblia consignan esta clase de enlaces, pero los más actuales, los que siguieron en la historia fueron aquellos matrimonios que por conveniencia un rey entregaba a su hija al conquistador para no ser arrasado, como ocurrió muchas veces.

De la generación X a la Millenial se dan los matrimonios por conveniencia en la política. El más escandaloso es el de los representantes de la extrema derecha con los representantes de la extrema izquierda: PAN-PRD, matrimonio que nació con un hijo: el MC.

Hoy ese matrimonio pretende ganar las elecciones del primero de julio, la de México con Ricardo Anaya, las del DF con Alejandra Barrales, a la que acompañarán candidatos de los tres partidos por las 16 delegaciones políticas de la capital azteca.

El matrimonio por conveniencia se extendió a varios estados de la República. Ya ganaron el año pasado entre otros a Veracruz y Nayarit, en los nueve estados que se disputan este primero de julio el reparto será memorable por la cantidad de presidentes municipales, congresos locales y federales, regidurías y no paren de contar, son muchos etcéteras.

Otro matrimonio por conveniencia tiene también sus detalles. La poderosa Morena, sexo que se le da nacionalmente sin ponerle “La” se matrimonió con dos apenas perceptibles partidos: el Partido del Trabajo que estuvo a punto de perder la franquicia y el Partido Encuentro Social, integrado por grupos católicos que buscan a la vez cargos políticos de la mano de Andrés Manuel López Obrador.

¿A QUIÉN CREER?

No se puede considerar como matrimonio por conveniencia la unión de: PRI-PANAL y Verde Ecologista, estos nacieron como alianza para integrar a priistas del sector magisterial y priistas que buscan destacar en la defensa de la ecología, de tal suerte que figuran con sus pros y con sus contras, como el partido que apoyará a un personaje que no es militante de ninguno de los tres partidos: José Antonio Meade. Este candidato fue escogido en alianza de los tres partidos por ser la figura de un personaje que a través de muchos años ha destacado por su trabajo, tanto en gobiernos de la primera alternancia como de la actual sin sombra de afectación que tanto le ha costado al PRI por la corrupción.

Las precampañas terminan en unos días más. Se abre la etapa en la que los electores habrán de considerar la calidad de los candidatos para otorgarles su voto.

El matrimonio por conveniencia encabezado por Andrés Manuel aparentemente es el que lleva la ventaja, seguido por la alianza matrimonial PRD-PAN-MC.

En tanto en el último lugar vemos al candidato incólume. Los electores habrán de decidir cuál candidato merece ese voto que habrá de elegir al próximo presidente de México en esta época de los Millenials.