Desbandada en Movimiento Ciudadano

  • Tiene problemas en Tomatlán, Zapopan y Tlajomulco.

.

Por José Reyes Burgos
Guadalajara

.

El grupo político que arropa a Enrique Alfaro en su proyecto por la gubernatura de Jalisco se tambalea. Pues el pasado jueves uno de sus más cercanos colaboradores, Alberto Uribe Camacho, quien fuera hasta hace poco el alcalde de Tlajomulco, abandonó las filas de Movimiento Ciudadano para integrarse al Movimiento de Regeneración Nacional.

Alberto Uribe formalizó su salida del emecismo el jueves en una rueda de prensa acompañado de Marcelo Ebrard, quien coordina la campaña de Andrés Manuel López Obrador en la Primera Circunscripción electoral en la cual se ubica Jalisco.

De acuerdo al alcalde con licencia de Tlajomulco, ahora el ayudará a coordinar la campaña de AMLO en el estado. Uribe Camacho señaló que no busca ningún otro cargo estas elecciones y negó que fuera a ser candidato.

Al anunciar su salida, anunció que comulga con el proyecto de nación de Andrés Manuel y que por eso se integra a Morena. “La vida es de decisiones y hoy me toca tomar una muy difícil, los últimos ocho años ha venido haciendo política al lado de un grupo de personalidades a las cuales respeto y a las cuales tengo que decir han aportado mucho a Jalisco”, dijo al formalizar su salida.

Sobre los motivos de su separación de Movimiento Ciudadano Alberto Uribe no habló; sin embargo, se sospecha que una de las causas pudieran haber sido el que Enrique Alfaro, a quien le iba a coordinar su campaña a la gubernatura, no lo dejara materializar sus aspiraciones políticas, desde no reelegirse en Tlajomulco, hasta no ir ni por la alcaldía de Guadalajara ni por la senaduría en Jalisco.

A pesar de eso también se decía que Uribe, luego de coordinar la campaña de Alfaro, ocuparía un lugar importante en el gabinete estatal del gobierno de Jalisco en caso de que el emecismo lo gane estas elecciones. Al final, Uribe acentuó que “no hay pleito con Movimiento Ciudadano”, sin embargo, quedó claro su distanciamiento con la cúpula de ese instituto político.

Con el ingreso a Morena de Alberto Uribe, que pidió licencia a la alcaldía de Tlajomulco para coordinar la campaña de Enrique Alfaro, el partido de López Obrador incrementa enormemente sus esperanzas de ganar ese municipio, al que ya se perfila de su parte el empresario Alberto Ibarra, que recibiría todo el apoyo y la estructura de Uribe.

Mientras tanto, algunos de los empleados del Ayuntamiento de Tlajomulco han organizado una resistencia hacia la decisión del alcalde con licencia e incluso han amedrentado con no seguir ese rumbo. Cabe mencionar que por parte de Movimiento Ciudadano se postulará a Salvador Zamora para la alcaldía de esta ciudad, considerada un enclave histórico de Movimiento Ciudadano.

CRISIS POLÍTICA EN MC

Este no es el primer incidente interno en Movimiento Ciudadano. En Tomatlán, el proyecto de Enrique Alfaro también corre el riesgo de perder impulso, ya que al haberse concretado la alianza electoral en Jalisco con el PAN y el PRD, en contra de la voluntad de muchos militantes que así ya lo han expresado, se determinó que fuera el partido del sol azteca quien postule al candidato por coalición en ese municipio.

Con eso, la cúpula de Movimiento Ciudadano rechazó postular al regidor Francisco López, quien había realizado un trabajo de estructura profundo en los últimos 2 años. En su lugar el PRD ha propuesto a Daniel Ruíz luego del asesinato del diputado Saúl Galindo quien sería el abanderado. Sin embargo, con la visita de Alfaro a Tomatlán el pasado fin de semana quedó evidenciado que luego de estos hechos el apoyo hacia el color naranja es muy poco, pues no se contaron ni 200 personas entre los asistentes del municipio más extenso de Jalisco.

Ahora Movimiento Ciudadano corre el riesgo de perder, a través de la coalición con el PRD, la alcaldía de Tomatlán a manos de un PRI que ha ganado juego con la gente en esa localidad, y si eso sucede Alfaro tampoco tendría suficientes votos en dicho lugar.

Por otra parte, los diputados federal Carlos Lomelí y local Hugo Rodríguez, hay que recordar, también abandonaron el año pasado las filas de Movimiento Ciudadano. Lomelí, pese a tener pocas posibilidades de salir triunfante en la gubernatura pues sale bajo en las encuestas, naturalmente le quitará una buena cantidad de votos a Enrique Alfaro y al Frente al encaminarlos a López Obrador.

En Zapopan, el regidor Hiram Torres que pertenecía a MC pero se cambió a Morena también jugará en contra de Enrique Alfaro para favorecer al proyecto lopezobradorista. En Puerto Vallarta Morena no tiene muchas probabilidades, sin embargo, ya hay 11 precandidatos registrados para competir y uno ser candidato, además de que el PAN ya tiene a dos, y el PRI el propio. Ellos, sumados a los 4 independientes, representan una importante fragmentación del voto contra la que Arturo Dávalos, precandidato de MC, deberá lidiar para obtener una victoria con alta diferencia.

En este contexto, la confrontación entre Arturo Dávalos y Ramón Guerrero desgastó durante meses al partido en Puerto Vallarta, y aunque ya se consolidó la unidad, la imagen proyectada desde este conflicto hacia los vallartenses podría también restarle puntos al emecismo.