Corazón latino

Por Humberto Aguilar

.

Terminó la Serie del Caribe con la victoria de Puerto Rico en un partido de muchas emociones sobre República Dominicana 9 carreras por 4, México quedó en último con solo una victoria sobre República Dominicana.

En el marco de esta Serie del Caribe se escribió una historia de enorme sentimiento, de fraternidad entre los países que participaron manifestándose en todo momento el sentimiento y el corazón que solo se ve en nuestros pueblos de México hasta el sur.

Todo empezó con la tragedia del huracán María que destrozo Puerto Rico. Cientos de damnificados, el país se quedó sin energía eléctrica, sin agua potable, miles de viviendas al suelo. Todo mucho más de lo que se publicó en el continente y en el mundo.

Los primeros en responder fueron los artistas puertorriqueños, quienes trabajaron para reunir fondos. Ayudar a reestablecer los pueblos y los miles de damnificados. Puerto Rico es un país hermanado con el pueblo de Norteamérica que no acudió a ayudar con la rapidez que se requería. Donald Trump mostro la dureza del rico ante la desgracia del pobre.

La Serie del Caribe se juega con los campeones de las ligas de invierno en los cinco países. Puerto Rico se quedó, sin luz, sin agua y sin estadios, parecía que no jugaría esta temporada, sin embargo, la manifestación de solidaridad de los pueblos que participan se mostró con esa decisión de México, Dominicana, Venezuela y Cuba.

Por acuerdo de la dirección del beisbol se decidieron a apoyar a Puerto Rico de la siguiente forma: en primer lugar, los equipos de México, Venezuela y Cuba permitieron integrar a los puertorriqueños en la temporada de invierno a fin de que se mantuvieran en forma. Fue hasta diciembre y enero, después de tres meses que empezaron a restablecerse las condiciones naturales en Puerto Rico, cuando cuatro equipos de Puerto Rico jugaron una serie muy sencilla para determinar quién sería el campeón y poder jugar en Guadalajara. Además, en acuerdo que se tomó con anterioridad todos los jugadores de Puerto Rico que jugaron en México y Venezuela podían ser seleccionados para fortaleces a la representación en la Serie del Caribe. Esa decisión permitió a la Liga Mexicana del Pacífico integrar a los mejores jugadores de Puerto Rico, dejándolos libres a la vez para jugar con la representación de su país. Una muestra de solidaridad que poco se ve, pero que manifiesta el corazón latino.

Así las cosas, se jugó en Guadalajara, en todos los países donde se juega el beisbol e incluso en Sudamérica a través de las transmisiones mostraron la afición y el gusto por esta Serie del Caribe que fue tan singular.

Las estaciones que transmitieron recibieron reportes incluso de Japón donde un mexicano es la super estrella de China continental, de las dos Coreas y de varias ciudades de los Estados Unidos que siguieron los resultados día a día durante los siete días de la competencia.

Puerto Rico mostró un gran corazón de todos sus jugadores, en sus dos últimos partidos frente a Cuba y Dominicana, vinieron de atrás para darle vuelta al resultado y ganar. Al caer el último out, se mostró esa enorme emoción que cimbró sin duda a todos los puertorriqueños que siguieron a través de la televisión y el radio out por out de cada partido. El triunfo les hizo recuperar el entusiasmo por vivir, por mostrar ese gran corazón que tienen los pueblos latinos, especialmente esta vez. La solidaridad y el gran corazón que se mostró en cada acción.

.

BIEN POR YAHIR

En la ceremonia inaugural fueron invitados especiales el presidente Bill Clinton, uno de los hombres más ricos del mundo Carlos Slim y otros peloteros de grandes ligas que animaron el ambiente.

En la inauguración el notable cantante mexicano Yahir, de origen sonorense, cantó una oda al beisbol de invierno, a los equipos mexicanos, a los países que cada año celebran la Serie del Caribe. Fue como el himno al beisbol y a la solidaridad de los pueblos latinos.

No queda menos que celebrar la actitud del beisbol invernal, esa melodía de Yahir, la presencia de Bill Clinton y de Carlos Slim, así como cada detalle que hizo de esta Serie del Caribe algo inolvidable para todos los aficionados que aman el beisbol.