CiudadLocalNayarit

Párroco vallartense se debate entre la vida y la muerte tras accidente en la 200 de autobús y auto

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


A las 8:30 de la mañana de este lunes, Pedro Franques Pérez, sacerdote de 77 años, se encontraba dentro de un autobús de la línea Pacífico con la intención de llegar a Puerto Vallarta para continuar sus labores en la parroquia de Nuestra Señora de Talpa de la colonia Valentín Gómez Farías, donde seguiría oficiando sus misas. Todo transcurrí en orden durante el agitado trayecto de la carretera federal 200, llena de peligrosas curvas, hasta que el camión impactó directamente de frente a un automóvil tsuru.

En el percance, que ocurrió en el kilómetro 109 del recorrido Tepic – Puerto Vallarta, a la altura del poblado de Lo de San Marcos, resultaron fallecidas de manera instantáneas dos personas: el conductor del automóvil y un niño de 4 años que iba a bordo de la unidad de pasajeros. También más de 20 heridos tuvieron que ser trasladados a hospitales en Tepic y San Pancho. El padre Pedro Franques fue uno de ellos.

Las heridas que sufrió, producto de haber quedado prensado en el autobús que cayó a una zanja en el costado de la carpeta asfáltica tras el choque, le propiciaron una gran agonía que los médicos hicieron todo por tratar, sin embargo para la noche ya se le reportaba por desgracia muerte cerebral, dejando al sacerdote en una situación muy delicada, debatida entre la vida y la muerte.

Algunos de los heridos fueron trasladados desde el punto del percance en helicóptero a Tepic por el gobierno del estado, mientras otros a San Pancho en ambulancias que llegaron a la escena, donde el tráfico vehicular se requirió impedir por varias horas de forma otal.

Tráfico, detenido todo el dia

Pese a que el accidente ocurrió a las 8:30 de la mañana, no fue sino hasta 12 horas después que al lugar llegaron gruas para retirar al pesado y dañado autobús del costado de la carretera, lo cual provocó el impedimento de la circulación vial simultáneamente, debiéndose suspender total y parcialmente en periodos interferidos.

Por esta razón, los automovilistas y unidades pesadas que transitaron esta tarde por dicha vía, la única para llegar desde Guadalajara, Sinaloa y Nayarit a Puerto Vallarta, sufrieron de longevos retrasos de hasta 2 horas de espera al no poder recorrer mas que a vuelta de rueda todo el tramo costero.