Consejos de una abuelita modernaGente PV

Día del Amor

No hay que esperar un año para aprender a amar a nuestros semejantes de todo el globo terráqueo.

.

Por un México mejor

.

¿Has estado enamorado alguna vez en tu vida?, ¿te has embelesado con los tonos de un nuevo amanecer?, ¿te gas quedado extasiado observando los increíbles colores de un grandioso atardecer?, ¿al transitar por un jardín alcanzas a percibir los diferentes perfumes de las flores?, ¿puedes guiarte y diferenciar el aroma de todos tus seres queridos?, ¿tienes la suficiente paciencia como para escuchar el silencio de los que realmente te necesitan? ¿has tendido la mano ante a las necesidades de tus semejantes?, ¿puedes dar un abrazo sincero al más desprotegido?, ¿eres capaz de renunciar a tu ser en pro de tus semejantes?… ¿podrías perdonar setenta veces siete a las personas que te han ofendido o dañado?

Si tu respuesta sincera a todo es realmente afirmativa, ¡felicidades!, porque el mundo está ansioso de seres humanos como tú, para lograr salvar a éste enigmático planeta, de tanto egoísmo, corrupción, avaricia, degeneración, infames guerras y su propia autodestrucción…

¿Por qué esperar anualmente el famoso 14 de febrero para decir a nuestros seres queridos o semejantes cuánto Amor hay dentro de ti, favoreciendo sólo al comerciante, pudiendo hacerlo en cada momento de tu existir?

¿Cuántas veces se nos queda en la punta de la lengua esas palabras llenas de Amor y sinceridad que nos servirían para derribar esos muros que hemos construido diariamente con nuestro tonto orgullo, delirio de grandeza, indiferencia, o simplemente el olvidar pedir perdón?

¿Quién no ha comprendido que lo maravilloso del Amor y la famosa globalización, está en aprender todas las enseñanzas positivas y adquirir lo mejor de cada país en pro de la necesaria unión de todos los habitantes de éste frágil Globo Terráqueo?… La ambición desmedida de unos cuantos muy poderosos descerebrados, lo tratan de destruir con la amenaza de una Guerra Nuclear, mientras preparan afanosamente sus Bunkers para que sólo prevalezca ¡su raza perfecta!

.

Amor a uno mismo

¿Por qué si eres una persona tan inteligente y nada contumaz, pretendes cerrar los ojos para disculparte de los errores que piensas cometer en contra del ser más importante en tu vida? ¡Tú mismo!, pretextando la famosa globalización para “no ir en contra de la corriente”, guiándote sólo por los malos hábitos, que a la larga te traerán grandes problemas tanto físicos como psíquicos, y sociales; a pesar de los aparentes placeres momentáneos que ellos te proporcionen, sin tomar en cuenta: tu dignidad, el Amor y respeto para contigo mismo…

Un ejemplo ya muy común es: Si te acuestas con “Clemente”, lo harás con otros veinte… ¡Ya que el cuerpo se acostumbra!… Lo mismo pasa con las drogas, alcohol, etcétera.

¡Cuántas cosas maravillosas e interesantes puedes aprender con las costumbres y tradiciones de la mayoría los habitantes de éste increíble pero muy maltratado planeta!

Gracias a su bondad, inteligencia, tenacidad, paciencia, constancia, levantarse heroicamente de sus “aparentes fracasos” sin detenerse a perder sus valiosos tiempos para lamentaciones, y con verdadero Amor en sus trabajos, unos cuantos ¡han logrado hacer nuestra subsistencia más fácil! Sólo ponte a pensar en todos los adelantos tecnológicos, médicos, etcétera, que, de una forma u otra, han llegado a tu vida…

.

Avaricia, ambición y sed de poder

Sin embargo, la avaricia y sed del poder de pocos, que aprovechándose de tus necesidades para lograr sus cometidos, son capaces hasta de enviar a sus famosas “Guerras Comerciales” ¡a un sinnúmero de jóvenes “soldados”, que ofrecen hasta sus propias vidas y matan a sus supuestos “enemigos que ni conocen” (otros jóvenes que al igual que ellos están llenos de ilusiones para lograr alcanzar su “mundo mejor”), mientras que los poderosos hacen sus sucios planes y se encargan de realizar “$u$tancio$o$ Arreglo$ Comerciale$” ¡para vivir el resto de sus vidas como reyes!… ¡Sin importarles en lo mínimo cuánta gente muere o queda mutilada tanto física como psíquicamente para siempre, y si logran sobrevivir a ese infierno, les será muy difícil de nuevo adaptarse a su entorno!… Pero e$o $í, los A$tuto$ Comerciante$ no dejan de recordarno$ el famo$o “Día del Amor”.

Si hubiera verdadero Amor entre esos Gobernantes indignos, o simplemente entendieran su significado real… ¡Se exterminarían esas infames guerras!; todos los jóvenes tendrían maravillosos Amigos en todo el mundo y todos viviríamos en completa, alegría, paz, respeto y libertad…

.

El patrono de los jóvenes, los novios y el matrimonio

A todo esto, a ti que te encanta festejar el 14 de febrero… ¿sabes quién fue San Valentín?… Los comerciantes han inventado una serie de historias desde antes de Cristo; pero también existe la versión cristiana, que se trata de un Sacerdote Romano que en tiempo de Claudio II, a los jóvenes soldados enamorados, se les prohibía casarse para que se dedicaran de lleno a las guerras, y no tuvieran distracciones con sus familias; y el Sacerdote llamado Valentín, los casaba a todos los enamorados a escondidas. ¡Cuando Claudio II se enteró, lo mandó a encarcelar!

El carcelero Asterius, quien tenía una hija ciega, se dedicó a burlarse de él, sin embargo, el Sacerdote Valentín, con paciencia le hablaba de la Grandeza de Dios; pero un día Asterius lo retó para que su Dios, le devolviera la vista a su hija. Cuando se suscitó el milagro y su hija logró ver, ¡tanto el carcelero como su familia, se convirtieron al cristianismo!

En aquel tiempo se festejaba en Roma una fiesta pagana llamada Lupercalia, en honor a la diosa de la fertilidad; donde golpeaban a las mujeres para que fueran fértiles; aprovechando Claudio II, la fiesta, mandó a decapitar al Sacerdote Cristiano Valentín, el 14 de febrero del año 270.

Entre los años 496 – 498, el Papa Gelacio I lo santificó, y desde entonces en su honor, cada 14 de febrero, cambió la fiesta de Lupercalia por el Día de San Valentín, quien casaba por Amor a los soldados del pagano Claudio II. ¡Desde entonces cada 14 de febrero es festejado en honor del Santo Mártir Valentín, como el Día del amor y la amistad!

Pido a Dios para que todos tomemos conciencia, y de hoy en adelante recordemos que no hay que esperar un año para aprender a amar a nuestros semejantes de todo el globo terráqueo; porque esa será la única solución para exterminar esas infames guerras y así poder vivir todos globalizados en un ambiente de paz, felicidad, respeto, armonía, pero, sobre todo, con mucho, muchísimo Amor.

.

Cariñosamente Ana I.