Suma de esfuerzos en la cadena de valor del turismo

Pasamos de la filantropía a la Responsabilidad Social Empresarial y a la sustentabilidad y ahora hay que pasar a la creación de valor compartido  – Michael Porter.

.

Por Mtro. Luis I. Zúñiga Bobadilla (*)
direccion.vallarta@univa.mx

.

La vocación o actividad económica preponderante de una ciudad, establece las directrices del desarrollo de su población, considerando que es la dinámica que se da, a partir del involucramiento de los habitantes para participar en las actividades productivas.

Una importante forma de dinamizar la economía de una región, es a través de la integración del comercio en la cadena productiva buscando aprovechar las fortalezas del entorno geográfico, la mano de obra cualificada de la región, la ubicación geográfica, etc.

Hablando del tema de cadena productiva o cadena de valor en el turismo, se busca integrar a los proveedores o productores de servicios que forman parte de la experiencia del turista, desde el momento mismo de su planeación del viaje, su estancia en el destino turístico, hasta el momento de retorno a su lugar de residencia.

Bajo esta dinámica de trabajo, la tarea se torna nada sencilla por las implicaciones que ello tiene respecto a la tecnología requerida, la disposición de las materias primas, la mano de obra cualificada, infraestructura urbana, etc.; sin embargo, ello contribuye a la integración de la población en su conjunto, sus recursos naturales y permite impulsar el desarrollo de una forma más incluyente.

El objetivo de crear una cadena de valor es, lograr una redistribución más equitativa de los ingresos y beneficios, mejorando las condiciones de competitividad en el mercado, ofreciendo un mayor poder de negociación a los actores turísticos con menos recursos y mejorando las condiciones de vida de la población local.  Es por ello que, cualquier iniciativa de cadena debe partir del mercado y analizar las posibilidades de participación del comercio local, para pequeños productores y micro-empresarios turísticos.

Una iniciativa Cadena de Valor con enfoque en turismo debe iniciar a trabajarse con un compromiso de todos los actores que van a participar en el desarrollo sostenible del destino como son el sector privado, el sector público, organismos empresariales, asociaciones, cooperativas, universidades, instituciones, agencias internacionales y sociedad civil en general; es decir, todos aquellos actores que participan de forma directa e indirecta en la actividad turística.

Identificando actores y su vinculación comercial con el sector del turismo, estamos comenzando a definir la estrategia, y mediante un mapeo de la Cadena de Valor, se orientará a visualizar rápidamente la interrelación entre los actores, la forma de integración y el valor agregado que aportan.

Esta radiografía, además permite visualizar cómo se relacionan las transacciones centrales en las cadenas de valor con los integrantes del mercado en el entorno empresarial inmediato y más amplio. De esta manera se puede incidir en la interrelación comercial y el proceso de mejora continua.

Así que, esta red establece todas esas relaciones, visualizando el destino, sus protagonistas y establece estrategias claras, donde todos, tanto las grandes empresas como las micro, se han de ver beneficiadas.

Se trata de un esquema sencillo en su conceptualización, pero complicado en su instrumentación, sin embargo, es un mecanismo que puede contribuir de forma conveniente a impulsar un desarrollo más armónico e incluyente de un destino turístico, ya que, sin duda alguna, estamos ciertos de los resultados adversos que se dan, cuando solamente una parte de la población está involucrada en la cadena de valor.

De aquí que encontramos grandes contrastes en el desarrollo de un destino turístico que mantiene al margen a una porción de su población o de sus actividades productivas, sin considerar que, en el mediano y largo plazo, ello puede ir en detrimento del propio destino por los diversos problemas económicos y sociales que se van generando con esa polarización que no toma en cuenta la importancia de la suma de esfuerzos en la cadena de valor del turismo

.

(*) Director de la UNIVA Campus Puerto Vallarta.