Celebrar a diario a nuestros símbolos patrios

Donde habita la libertad, allá está mi patria
– Benjamín Franklin.

.

Por Mtro. Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla (*)
luis.zuniga@univa.mx

.

En el sexenio del entonces Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Miguel de la Madrid Hurtado, fue aprobada la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, que les da el carácter de Símbolos Patrios de nuestra Nación.

A través del referido ordenamiento legal, se busca regular sus características y difusión, así como el uso del Escudo y de la Bandera, los honores a esta última y la ejecución del Himno.

La precisión de los alcances de esta ley, establece la forma de presentación del Escudo Nacional y para tal efecto señala que “se encuentra integrado por un águila mexicana, colocada con el perfil izquierdo expuesto, la parte superior de las alas en un nivel más alto que el penacho y ligeramente desplegadas en actitud de combate; con el plumaje de sustentación hacia abajo tocando la cola y las plumas de ésta en abanico natural”.

Continúa estableciendo la ley respecto al escudo, las características y postura del águila que se encuentra posada su garra izquierda sobre un nopal florecido naciente de una peña que emerge de un lago y se encuentra sujetando con su garra derecha y con el pico, en actitud de devorar, a una serpiente curvada.

Finalmente, y como parte de la estructura del majestuoso escudo, se establece que varias pencas del nopal se ramifican a los lados, así como dos ramas, una de encino al frente del águila y otra de laurel al lado opuesto, forman parte del escudo y entre ambas un estructuran un semicírculo inferior y se unen por medio de un listón dividido en tres franjas que, cuando se representa el Escudo Nacional en colores naturales, corresponden a los de la Bandera Nacional.

Un símbolo, el del Escudo Nacional autenticado por los tres poderes de la Unión, se encuentra depositado en el Archivo General de la Nación, uno en el Museo Nacional de Historia y otro en la Casa de Moneda.

Por su parte la Bandera Nacional se precisa en la ley que regula su diseño y uso, como un rectángulo dividido en tres franjas verticales de medidas idénticas, con la ubicación de los colores en el siguiente orden a partir de la asta: verde, blanco y rojo y en el espacio de la franja blanca y al centro, se integra el Escudo Nacional.

Así como en el caso del escudo un modelo de la Bandera Nacional, autenticado por los tres poderes de la Unión, se encuentra depositado en el Archivo General de la Nación y otro en el Museo Nacional de Historia.

La bandera mexicana es un objeto de gran orgullo nacional no solo en México sino en todo lugar fuera del país en el que se encuentren compatriotas, se expresa ese sentido de identidad nacional. Un referente nacional importante y que se vive en festividades cívicas nacionales, lo podemos apreciar en Plaza del Zócalo en la Ciudad de México en la que se encuentra ubicada una majestuosa bandera nacional.

Los símbolos de la bandera de México, su escudo y su lienzo, se vinculan a su gran historia que alude a las raíces de cultura mexicana y el pasado azteca. A principios del siglo XIX, cuando México estaba luchando por su independencia de España, se formó un ejército de coalición de tropas españolas y los rebeldes, el denominado Ejército Trigarante, que utilizó una bandera que incorporaba los colores rojo, blanco y verde. Esta bandera se usó hasta el final de la guerra, de aquí que la preservación de sus colores en la bandera de hoy en día, nos remite a rendir homenaje a quienes en su momento lucharon por la independencia de nuestro país.

Es importante la distinción que se le brinda a nuestros símbolos patrios y el rendir tributo a nuestra bandera, en un día como el dispuesto para ello el 24 de febrero; esta manifestación debe fortalecerse en todos los rincones de nuestro país, a todos los niveles y no solo por este día sino todos los días del año.

Pensar que se trata de nuestro momento histórico, que somos ahora esos actores sociales que luchamos por conquistar día a día nuestra libertad. Una libertad con rostro de pobreza, de inseguridad, de inequidad, de corrupción y de tantos males que denigran a nuestra patria. Esa es la mejor forma de rendir tributo y honrar a nuestra Nación, a nuestra tierra y a nuestros símbolos que han sido edificados gracias a la contribución de muchos héroes que entregar su vida luchando por las mejores causas; a partir de nuestro trabajo diario, de nuestra contribución por construir una mejor sociedad esa es la mejor forma para Celebrar a diario a nuestros Símbolos Patrios.

.

(*) Director de la Univa-PV.