Gente PVToma Control

Los secretos del cerebro…

El cerebro, maravilloso órgano que controla y gobierna a todo el cuerpo.

.

Dr. Raúl Morales

.

Estimados amigos lectores, el turno en esta ocasión es para el cerebro, maravilloso órgano que controla y gobierna a todo el cuerpo.

Cuando un bebé nace, las circunvoluciones o pliegues, giros, surcos o hendiduras de su cerebro se encuentran prácticamente lisas, y conforme el pequeño va captando conocimientos y experiencia, dichas circunvoluciones cerebrales se hacen cada vez más profundas y marcadas, lo que se traduce en un ser humano con más inteligencia y habilidades.

Cuando pensamos, soñamos, tomamos decisiones o nos llega la inspiración para crear arte, música, canciones, pinturas, siempre está involucrado nuestro cerebro, éste nos avisa cuando algo va a suceder y le llamamos “mal presentimiento”, o cuando sentimos que algo bueno viene, nos emociona aún sin saber lo que el cerebro está atrayendo.

Una maravilla muy compleja

En palabras sencillas, el cerebro es una maravilla tan complicada, ya que puede regular la mayoría de las funciones de nuestro organismo, tan importantes como mantener el ritmo cardiaco en promedio de 80 pulsaciones por minuto, la frecuencia respiratoria a 22 por minuto, el ritmo circadiano que regula nuestras actividades de día y nos induce al sueño para el descanso durante las noches, el cerebro se adapta fácilmente, y esto lo corroboramos con los trabajadores del turno nocturno que están despiertos durante la noche y duermen de día, gracias a que el cerebro también se adapta, asimismo, el cerebro tiene la responsabilidad de controlar el apetito con hambre cuando es hora de comer, así como el control del instinto sexual, lo que permite que el ser humano se comporte de manera racional y actúe en consecuencia en el momento oportuno.

El cerebro mismo también controla nuestros pensamientos y recuerdos, y por supuesto nuestra expresión en el lenguaje hablado, combinado con señas, tan particulares y comunes en las personas sordomudas.

Este maravilloso órgano pesa menos de kilo y medio, y representa solamente un 2% de nuestro peso corporal, sin embargo, es muy tragón, ya que consume la 5ª parte de la ingesta calórica del día; su estructura se compone principalmente de 78% de agua, 12% de proteína y 10% de grasa, su consistencia es tan blanda que pudiera ser rebanado con una regla de plástico en lugar de un cuchillo.

Disciplinas cerebrales

A fines del siglo XX las investigaciones sobre este maravilloso órgano formaron diferentes disciplinas de la medicina, como la neuroinmunología, la neuroanatomía, la neuroendocrinología, etcétera, todos estos conceptos siempre están relacionados con la física, la química, la genética y la farmacología, y juntas trabajan en forma coordinada, lo que permite que seamos personas con mucha coherencia en nuestro funcionamiento cotidiano como seres humanos.

Las neuronas son células muy especializadas, y son las responsables de la comunicación dentro del cerebro en todas sus regiones, incluyéndose las dendritas, el axón y el cuerpo de las mismas para trabajar con muy buena comunicación entre todas las neuronas, llamándosele a este fenómeno sinapsis, el cual provoca una trasformación de una señal eléctrica en un proceso químico.

Existen los neurotransmisores, que son los encargados de llevar a cabo las ordenes de nuestro cuerpo, y son capaces de producir reacciones inesperadas dentro de nosotros, como sería la sensación de miedo, de placer o de triunfo, desarrollándose en forma automática una memoria inmediata y mediata para recordar caras (¿dónde lo he visto?), podemos recordar números telefónicos o detalles matemáticos relacionados con nuestro organismo, como son las cifras de los signos vitales, asimismo, podemos, gracias al cerebro, reaccionar inconscientemente en fracciones de segundos cuando por alguna razón aparece una emergencia que nos impulsa a realizar actos no comunes, como brincar ante un peligro, cerrar en forma automática los parpados cuando aparece la amenaza de un cuerpo extraño, o incluso se nos puede erizar la piel como respuesta a un coraje o susto en la vida diaria.

El cerebro está dividido anatómicamente en zonas funcionales:

El tálamo que está constituido de sustancia gris y se encuentra por debajo de la corteza cerebral.

El hipocampo, cuya función cerebral es la consolidación del aprendizaje, la memoria activa y también almacena las experiencias.

La amígdala, del tamaño de una almendra está encargada del desarrollo de las emociones principalmente del miedo, la ira, el placer, etcétera.

El tallo cerebral está constituido por el mesencéfalo, la protuberancia y el bulbo raquídeo, y tiene la misión de mantener estrecha comunicación entre el cerebro, la médula espinal y los nervios periféricos, por este medio se controlan funciones tan importantes como el ritmo cardiaco, la respiración, etcétera.

La corteza cerebral es anatómicamente la parte más externa del cerebro, y está compuesta por una lámina de neuronas muy bien interconectadas.

Es importante recalcar que la mejor función del cerebro se encuentra en el aprendizaje, éste se modifica con cada nuevo estimulo, clásicamente el aprendizaje y la memoria son dos caras de una misma moneda, ya que siempre están íntimamente relacionadas, pudiéndose producir acciones inconscientes casi en forma automática y sin darnos cuenta.

.

Funciones cognitivas

Finalmente, las funciones cognitivas son procesos mentales muy importantes para el ser humano, ya que nos permiten recibir, comprender, seleccionar, almacenar, transformar, elaborar, e incluso recuperar la información que tenemos en nuestro entorno, lo que se traduce en que siempre vamos a ser personas que entendemos a los demás, entendemos nuestro medio ambiente y todo lo que está relacionado con lo que nos rodea, por lo que estas funciones estarán permanente entre nosotros, y debemos entender que todas las actividades que realizamos requieren de la conexión de millones de neuronas y células, y así poder desenvolvernos correctamente en nuestra vida diaria.

La atención de los seres humanos es un proceso mucho muy complejo, es una escritura anatómica muy bien definida que engloba diferentes procesos. La memoria también es un proceso muy complejo del cerebro que permite el almacenamiento, la identificación y la recuperación de la información, para así poder resolver correctamente todas nuestras actividades, si no lo hacemos adecuadamente, nuestro cerebro no podrá codificar, recuperar, ni almacenar la información que estamos recibiendo.

Finalmente, definiremos al lenguaje como un sistema de comunicación a base de símbolos en los seres humanos, utilizándose las diferentes lenguas incluyendo las señas, existiendo dos zonas de la corteza cerebral que actúan de forma integral que involucran al hemisferio izquierdo encargándose de la recepción y la expresión del lenguaje.

En caso de que tenga usted comentarios o alguna pregunta sobre este singular tema, por favor comuníquese con nosotros al correo drmorales1999@gmail.com o al teléfono 293 6161.