Georgina roba cámara a Cristiano

Hace menos de dos años Georgina Rodríguez saltó a la fama por su relación amorosa con Cristiano Ronaldo.

.

  •  La revelación de la novia del jugador del Real Madrid sobre su nacionalidad que sorprendió a todos.

.

Hace menos de dos años que Georgina Rodríguez ha saltado a la fama por haber comenzado una relación amorosa con Cristiano Ronaldo, máxima figura del Real Madrid.

Su vida es una incógnita para la prensa y son pocas las entrevistas que ha brindado desde entonces, por eso, en cada nueva declaración se conoce un capítulo más sobre su desconocida vida.

En diálogo con la XLSemanal, la modelo sorprendió al revelar el país en el que nació. Si bien todas las biografías sobre ella señalan que su ciudad natal es Jaca, en la comunidad de Aragón, en realidad su tierra natal es Sudamérica.

“Mi padre es argentino y mi madre es de Murcia. Fueron a Buenos Aires con mi hermana Ivana (nacida en Palamós, Girona) para que ella conocieran a la familia de mi padre. Decidieron quedarse un tiempo ahí y nací yo. Mi padre intentó convencer a mi madre para vivir en Argentina, pero no lo consiguió y, cuando yo tenía un año, regresamos a Murcia. Después nos trasladamos a vivir a Jaca”, relató.

La duda que queda es si en el Mundial va a alentar a Portugal, por su pareja, por España, por el país en donde vivió la mayor parte de su vida -y reside actualmente- o por la Argentina de Lionel Messi, por sus raíces y su padre.

Rodríguez, madre de uno de los hijos de Cristiano Ronaldo, dejó frases para conocerla un poco más y contó cómo era su vida antes de conocer al futbolista.

.

GEORGINA EN FRASES

“Para mí el ballet lo ha sido todo: me encantaba y me inculcó disciplina”.

“Yo no era muy bonita ni tuve nunca esa picardía de querer ser la más guapa de la clase porque me sentía muy normal”.

“Cuando era pequeña, no jugaba con Barbies. Tenía un muñequito blanco y otro negro y jugaba con bebés”.

“Me fui de Jaca a buscarme la vida porque no quería vivir en un pueblecito pequeño donde no hay mucho que hacer”

“Yo quería trabajar en el lujo y comprendí que para eso tenía que hablar inglés. Entonces decidí irme cuatro meses de ‘au pair’ a Inglaterra”.

“Al llegar a Madrid me pararon varias veces en la calle y me ofrecieron tarjetas para que fuera a las agencias. Había fotógrafos que me paraban y me decían que querían hacerme fotos, aunque yo no podía pedir permiso en los trabajos para hacer castings”.

“La prensa me acosó y tuve que cambiar de tienda (…) Yo me escondía, pero me iban a buscar a la tienda. Llamaban por teléfono haciéndose pasar por clientes míos. Empecé a estar muy incómoda”.