Gente PVToma Control

Las enfermedades de la vejez…

Leandra Becerra Lumbreras falleció en Zapopan Jalisco el 19 de marzo del 2015 a la edad de 127 años, récord para México y Latinoamérica.

.

Por Dr. Raúl Morales

.

Estimados amigos, cuando un bebé nace se inicia la vida de un ser humano, pero cuando este ser humano pasa por la niñez, la adolescencia, la juventud hasta llegar a la madurez, experimenta múltiples emociones, infinidad de enseñanzas, lucha por lograr ser siempre mejor, superándose constantemente en todas las actividades que pudiera estar involucrado, y siempre buscando ser útil e importante para su familia y para su comunidad, por vocación o por afinidad.

.

Un ejemplo de dedicación

Las personas que llegan a la vejez siempre van a ser ejemplo, como la admirable ama de casa responsable de haber formado a todos sus descendientes, o como el eminente profesional de la medicina, como sería el caso de un decano y famoso médico legista Dr. Mario Rivas Souza, mi maestro de ciencias forenses de la Facultad de Medicina de la Universidad de Guadalajara. Este ejemplo de profesional en activo, aún a sus 92 años, quien profesionalmente como forense tiene un record de haber analizado más de 132 mil cadáveres durante su ejercicio profesional, hasta este año del 2018, sigue siendo un gran maestro y toda una institución en la Universidad de Guadalajara.

Como dato curioso, este personaje tiene un registro hecho de su puño y letra, donde hace un recuento desde el año de 1953 hasta la fecha, y sigue asistiendo a sus labores en forma voluntaria en el Servicio Médico Forense para seguir siendo un ejemplo de dedicación y de servicio a la comunidad, pues desde 1957 ha sido profesor de medicina forense de muchas generaciones.

Como se darán cuenta, estas personas llamadas “de la tercera edad”, son ricas en experiencia y conocimiento, y con un gran corazón para sus semejantes y descendientes.

.

Longevidad

Actualmente existen en el mundo muchas personas que han rebasado los 100 años de vida, en este sentido sobresalen las personas de origen Japonés. En México existe el antecedente de Leandra Becerra Lumbreras, quien falleció en Zapopan Jalisco el 19 de marzo del 2015, teniendo en esa fecha la edad de 127 años, lo cual fue un récord para México y para el mundo.

.

Declive

La vejez pudiera representar para estas personas algunas manifestaciones atípicas, así como complicaciones y repercusiones, estas manifestaciones se caracterizan cuando presentan un deterioro cognoscitivo (cuando las personas  son capaces de generar y asimilar conocimiento), tienen también una baja reserva homeostática (capacidad para presentar una situación físico-química característica y constante dentro de ciertos límites), sufren de mareos, falta de aire en su respiración y baja temperatura corporal.

Ellos en su mente tienen una visión negativa de la vejez, y refieren no querer ser una carga para la familia. Estas personas atribuyen sus molestias a la edad, tienen problemas con la comunicación, no escuchan bien, su lenguaje a veces es repetitivo, les causan conflictos emocionales, evitan ser quejumbrosos ante su familia, ya que piensan que si ellos se quejan no les harán caso, aparece el deterioro de las funciones mentales, incluso hasta llegar al extremo del Alzhéimer, reconocen estar enfermos o envejecidos, se hacen más acentuados sus sentimientos, pueden referir múltiples molestias, y por tal motivo son llevados a múltiples especialistas, comúnmente tienen medicamentos de diversa clase, lo que favorece que puedan tener diagnósticos equivocados, ya que hay mala interpretación de los síntomas, y por supuesto una demora en la atención médica.

Estos ancianos tienen temor de no ser escuchados ni atendidos, y comúnmente en nuestro medio los sistemas medico asistenciales no son los ideales, y ya no se diga en las casas de asistencia para ancianos donde son maltratados, olvidados y sin la atención afectiva indispensable. Todo esto los hace ser frágiles, lo cual los hace de mal pronóstico.

.

Fragilidad

Con frecuencia presentan alteraciones en la atención, les aumenta la confusión, la agitación, y se vuelven más inactivos, lo que favorece que estas personas con mucha facilidad presenten procesos infecciosos de vías respiratorias o de vías urinarias, son más susceptibles a cuadros diarreicos al ingerir alimentos contaminados, trayendo por consecuencia la necesidad de hospitalizarlos por sufrir importante deshidratación.

Es común que en esta edad, estas personitas sean muy inestables y frágiles, produciéndose traumatismos e incluso fracturas al sufrir caídas al no coordinar su marcha, ya que también presentan debilidad de sus miembros inferiores, que ya no les responden como antes.

.

Desnutrición

También es común que estas a estas personas especiales les falta el apetito, y si hay desinterés de quien los cuida, con mucha facilidad van a sufrir desnutrición y deshidratación, y de nueva cuenta, por ser personas frágiles aparezcan complicaciones.

En forma sencilla, los efectos del envejecimiento son una serie de cambios en el organismo y a nivel de todos los órganos; existe disminución de la acidez en el estómago, lo que facilita una mala digestión, también hay disminución de la producción de la saliva, lo que hace más difícil la masticación; a nivel de intestino delgado existe una importante disminución de la absorción de los alimentos.

.

Circulación

A nivel circulatorio se producen muchos cambios, tanto en el corazón como en las arterias y las venas, favoreciendo patologías que antes no existían, como riesgo de un infarto, insuficiencia cardiaca, varices, fenómenos trombocitos en miembros inferiores, hinchazón de pies con mala circulación, etcétera.

A nivel metabólico, estas personas con mucha facilidad desarrollan diabetes, así como algunas de ellas pueden acentuar su obesidad, las relaciones sexuales pueden tener cambios por falta de deseo, resequedad a nivel vaginal en las mujeres, y a nivel de glande en los hombres.

Es también común la aparición de polaquiuria u orinar frecuentemente, todo por el  hecho del aumento de la próstata en varones y de la pérdida del piso de la vejiga a nivel vaginal en mujeres.

.

Sistema locomotor

Finalmente, aparecen también cambios importantes en el sistema locomotor a nivel de huesos y músculos; los huesos se vuelven porosos y más frágiles, y los músculos tienen tendencia a atrofiarse, y todo por una menor absorción de las proteínas a nivel intestinal, caracterizando a estos personajes de la tercera edad que empiezan a encorvarse porque su columna ya no es la misma, y pueden presentar también cambios en las articulaciones con deformidades, perdiendo la capacidad para moverse y disminuyendo sus habilidades por la pérdida del equilibrio.

Algunos pacientes se quejan de dolor a nivel de columna lumbar, produciéndose enfermedades como la ciática, que son motivo de incapacidad por dolor. A nivel respiratorio, los pacientes desarrollan dificultad para su ventilación pulmonar y principalmente aquellos “viejitos” (as) que fumaron mucho tiempo, lo que puede favorecer una muerte prematura.

.

El reto

Estimados amigos, desde que nacimos tenemos el gran reto de lograr llegar hasta los 122 años, que es la edad que puede tener un ser humano si se cuida: Nadie envejece por vivir un número de años, la gente envejece al abandonar sus ideales. Los años pueden arrugar el rostro, pero perder el entusiasmo arruga el alma.

Por favor comente este articulo con sus amigos recomendándoles mantenerse activos porque más vale desgastarse que oxidarse en un asilo. Cualquier comentario es bienvenido a nuestra institución Biomedical Center de Occidente al teléfono (322) 293 6161 o al correo drmorales1999@gmail.com.