Cine CríticaGente PV

La Libertad del Diablo: cine punzante, arriesgado, real

Everardo González, director de esta cinta, se adentra en las entrañas de la atormentada sociedad mexicana.

.

Por Sebastián Hernández

.

Es de admirar el trabajo que el equipo de esta producción fílmica ha podido llevar a la pantalla.

Tal vez llega un poco tarde esta reseña, o quizás llega en un momento oportuno, coincidiendo con las manifestaciones por la paz que han ocurrido, y seguirán ocurriendo en la capital de nuestro estado. Creo que este filme documental se estrena en salas nacionales en el año indicado, que bien pudo haber sido también el año pasado, o el antepasado, o hace cincuenta años.

Everardo González, director de esta cinta, cuya extensa filmografía incluye el documental ‘‘Los Ladrones Viejos. Las leyendas del artegio’’ (2008), se adentra en las entrañas de la atormentada sociedad mexicana, y nos muestra un crudo retrato de las madres, los padres, los hijos, e hijas que han sido víctimas o perpetradores de los miles de casos de violencia, impunidad, y corrupción sin resolver que día con día aumentan en número y dolor.

Es de admirar el trabajo que el equipo de esta producción fílmica ha podido llevar a la pantalla, donde se demuestra el latente espíritu de contar las historias que nadie más se atrevería a contar, y lograr difundir una realidad que si bien todos conocemos al menos en su superficie, rara vez tenemos la oportunidad de presenciarla en su desnudez.

‘‘La Libertad del Diablo’’ aborda las problemáticas sociales que afectan a todo el país desde un ojo veraz y agudo, presentando a nuestro pueblo tal cual es, con sus miedos y tristezas, con una sola voz cansada que pide a gritos una solución.

Una película mexicana que dará mucho de qué hablar a la generación actual y a las que están por venir; un referente cinematográfico al cual podremos regresar en diez años (o más o menos), y darnos cuenta si hemos podido borrar las imágenes que nos expone o solo las hemos amontonado en una pila de altura incalculable.