Importancia de propuestas de candidatos para las Mipymes

“¿Mi más grande motivación? Seguir retándome a mí mismo. Veo la vida como una larga educación universitaria que nunca tuve, todos los días estoy aprendiendo algo nuevo.”

Richard Branson.

.

Por Mtro. Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla (*)
luis.zuniga@univa.mx

.

Debido a la gran importancia que reviste para la economía de México, como para la de cualquier país, las micro, pequeñas y medianas empresas, son un segmento económico que tiene uno de los impactos sociales más grandes y, por lo tanto, el tema de las capacidades gerenciales y el tema del ambiente en el que se desenvuelven es fundamental para poder entender el desarrollo económico y social de nuestro país.

Estos negocios definen el grado de competitividad de un país, los que atraen y promueven las inversiones y fortalecen las industrias. Sin embargo, dada la naturaleza de las mismas, su tamaño y la inconsistencia en la definición de políticas públicas con visión de largo plazo, con una perspectiva de desarrollo sostenible, genera un grado de incertidumbre sobre su continuidad en el mercado, aunado a los procesos de globalización y competitividad de los mercados. Ello provoca que algunas empresas en desarrollo no se consoliden apropiadamente y sean vulnerables ante los constantes cambios.

De acuerdo a información proporcionada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (BANCOMEXT), a través de la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE) durante el 2015; en un  proyecto que se realizó por primera vez para contribuir al fomento de la cultura empresarial en nuestro país, se generaron  resultados relativos a personal ocupado y capacitación; capacidades gerenciales, ambiente de negocios y regulación; financiamiento, apoyos gubernamentales y cadenas de valor; tecnologías de la información y la comunicación, así como principales características de cada grupo de empresas.

Ello ofreció la posibilidad de tomar decisiones en materia de política pública, en términos de desarrollo y fomento a las micro, pequeñas y medianas empresas y que permite contar, con una base firme, amplia y detallada de información estadística sobre la realidad de las MIPYMES.

Lo anterior debe sustentar la definición de las estrategias de intervención en las pequeñas empresas, desde una plataforma sólida de información estadística, que se espera pueda ser abordada por los candidatos a la Presidencia de la República Mexicana, a fin de evaluar el esquema a través del cual se contempla la atención a este importante sector de la economía de país.

Es necesario que se considere la dinámica de este tipo de empresas para apoyar su continuidad y crecimiento a través de programas de financiamiento, capacitación y los servicios financieros en general que enfocados para mejorar las perspectivas de crecimiento de las empresas.

Contemplando que las cifras aportadas en la encuesta aplicada en el 2015 reportaban que el 97.6% son microempresas y concentran el 75.4% del personal ocupado total; en el caso de las empresas pequeñas, representan un 2% y tienen el 13.5% del personal ocupado; en el caso de las medianas representan 0.4% de las unidades económicas y tienen poco más del 11% de los ocupados; lo fundamental de la atención que se les debe brindar no es cosa menor, ya que en suma estamos hablando de más de cuatro millones de unidades de negocio.

Los empresarios en la búsqueda de salir adelante y de acuerdo a los resultados de esta encuesta, se reporta el interés por la capacitación de su personal, 73.7% de las empresas medianas y 55.8% de las unidades pequeñas, destinan tiempo y recursos para capacitación, en tanto que, de las microempresas, solo 11.5% capacita a su personal.

Las mipymes de México buscan formas innovadoras para crecer e incursionar a nuevos mercados, tanto nacionales como internacionales; a través de la búsqueda de mejoras en sus procesos, pretenden estar más preparadas y ser cada vez más competitivas; sin embargo, hay barreras que impiden su crecimiento y desarrollo como son las dificultades para acceder a los financiamientos lo que afecta su capacidad de pagar a los proveedores en tiempo y forma; la fuerte carga impositiva que no se ve reflejada en la retribución de servicios e infraestructura; la burocracia para la realización de trámites gubernamentales, etc. de aquí la Importancia de propuestas de candidatos para las Mipymes.

.

(*) Director de la UNIVA-PV.