Gente PV

“Con la competencia, a los chicos se les despierta la vocación”

Por Miguel Ángel Ocaña Reyes

.

Docente en la Escuela Secundaria Técnica 81 desde hace 23 años, Heriberto Aldrete Rojas es un entusiasta profesor de informática que con esfuerzo y dedicación ha llevado por tres años consecutivos a estudiantes vallartenses a concursar al Torneo Internacional Vex Robotics, evento en el que han regresado en su primera ocasión con el décimo lugar, y en la segunda con el 66, enfrentándose a competidores de 40 nacionalidades.

En esta ocasión, luego de un arduo trabajo de capacitación y entrenamiento, Heriberto Aldrete y los chicos que conforman el equipo, participarán el próximo 27 de abril en el Torneo Internacional Vex Robotics 2018 en el que buscarán mejorar por mucho sus marcas anteriores, para lo cual día a día dedican horas extras a practicar y perfeccionar el robot con el que concursarán en Louisville Kentucky Estados Unidos.

Víctor Daniel Topete Barreto, Cristopher Rodrigo Canales Valenzuela, Casandra Celine Díaz Grano, Hugo Daniel Palomino Vargas y Adilene Emelia García Vera, son el equipo que en abril próximo representarán a la Secundaria 81, a Puerto Vallarta y Jalisco en un concurso de talla mundial.

En entrevista el maestro Heriberto Aldrete comparte la experiencia y el proceso que ha realizado para llevar a los estudiantes vallartenses a competir con estudiantes de otros países del mundo.

¿CÓMO SURGE EL INTERÉS POR PARTICIPAR EN ESTAS COMPETENCIAS?

En 2015 la Secretaría de Educación implementó un programa de robótica, y ese año nos fuimos a participar a Guadalajara y ganamos un pre nacional conde participaron 144 escuelas de todo el estado de Jalisco, ese fue el primer pase al mundial que obtuvimos, de ahí en 2016 quedamos en décimo lugar a nivel mundial. Para 2017, en septiembre llegó un nuevo director a la secundaria y le presenté mi proyecto, me dijo, “Maestro, adelante”, reunimos 80 niños, seleccioné cuatro niños, empezamos a participar en los torneos con la ayuda de los papás para poder ir a los concursos, en ese año el apoyo de la Secretaría de Educación se dio hasta el último, o sea, ya cuando vieron que no nada más éramos nosotros, sino también otros ocho equipos de Jalisco, nos apoyó a todos y nos dio recursos para ir a competir a Louisville Kentucky.

En este año le presenté mi proyecto al director, obviamente es extra clase, no hay paga, yo no cobro ningún dinero por estar dando las clases, igual hicimos la misma fórmula, ahora agarré 40 niños, elegí a los que están participando ahorita, y empezamos a trabajar en los torneos en enero, en esta ocasión les pedí una aportación a los padres de los niños para acudir a los torneos, sin ayuda de nadie, y ahorita ya la Secretaría de Educación definitivamente se deslindó.

¿EN ESTA OCASIÓN EL COSTO CORRE POR CUENTA DEL PROFESOR Y LOS PADRES DE FAMILIA?

Sí, este año empezamos igual, hicimos el curso de septiembre a diciembre, en enero elegí a los chicos, y a partir de enero con el dinero que habían aportado los papás del primer curso fuimos al torneo de Lagos de Moreno, ahí ganamos el tercer lugar y el campeonato de construcción, y después fuimos a Zapopan el 24 de febrero y ahí fue donde se ofertó un pase al mundial al equipo que ganara como Campeón de Excelencia, el Campeón de Excelencia tiene que entregar bitácora, programación, tiene que llevar un buen lugar en el torneo, debe tener buena construcción del robot, y agraciadamente nosotros tuvimos esas partes, juntaron puntos y nosotros quedamos como Campeones de Excelencia, y fue donde ya nos dieron el pase al mundial a Estados Unidos.

¿QUÉ CARACTERIZA A LOS NIÑOS QUE PARTICIPAN EN ESTA COMPETENCIA?

Aquí lo que hago yo es que durante el curso los observo, qué tanta habilidad tienen para ensamblar piezas, qué tantas ideas buenas tienen para armar el robot, ese tipo de cosas, aunque los niños que seleccionamos son alumnos de 9 y 10 de calificación, los cuarenta niños, menos los de primero, pero los de segundo y tercero son de excelencia, así yo tomo una lista y a los que tienen esas calificaciones los invito a un curso de robótica, si les interesa, adelante, tienen la puerta abierta.

¿CÓMO OBTUVIERON EL EQUIPAMIENTO PARA APRENDER Y PARTICIPAR?

VEX es la empresa que organiza los torneos y nosotros participamos con ellos, realmente la Secretaría de Educación tuvo una licitación con VEX y les vendió los kits, esos kits valen 500 dólares, a nosotros no nos costaron, y estamos trabajando con ellos.

¿QUÉ OTRAS SECUNDARIAS DE PUERTO VALLARTA HAN PARTICIPADO?

No es falta de modestia, pero soy el único maestro que ha seguido trabajando con estos equipos de robótica.

¿TODAS LAS SECUNDARIAS DE PUERTO VALLARTA CUENTAN CON ESTE EQUIPO?

Sí, todas tienen diez robots, diez cajas.

¿SIGUEN BUSCANDO LOS RECURSOS PARA IR AL TORNEO DE LOUISVILLE KENTUCKY?

Ya los hallamos, gracias a Dios nos hemos estado moviendo y ahorita ya muchas empresas nos han estado apoyando, y queremos agradecer por ejemplo al doctor Miguel Nolasco, al licenciado Cantú de ADEPROTUR, a Materiales El Progreso de El Pitillal, recién la Universidad de la Vera Cruz tiene un donativo para nosotros, hay otra empresa que se llama Tafer Resorts, el Club Rotario, fuimos a los lugares donde los papás tenían contactos, un papá le va a hablar a un asistente de El Mochilas a ver si nos apoya, César Abarca ya se puso en contacto conmigo y parece que nos va apoyar con algo, también el Ayuntamiento, Andrés González Palomera nos dio un donativo que nos sirvió para ir a Guadalajara a arreglar las visas, me he quedado muy sorprendido con el apoyo que hemos recibido de la sociedad.

¿DE QUÉ MANERA BENEFICIA ESTE TIPO ACTIVIDADES A LOS CHICOS?

Aquí lo importante, o lo que he visto, es que con la competencia, a los chicos se les despierta la vocación, es decir, de los 80 niños que yo meto al curso, muchos de ellos se dan cuenta que la ingeniería no es para ellos, y eso ya es mucha ganancia, porque ellos ya saben que van a irse a una licenciatura, contaduría, administración, entonces eso permite que los niños agarren su vocación, y si al niño le gusta armar y desarmar cosas, él sabe que va a ser ingeniero, descubren su vocación.

¿QUÉ CAPACIDADES DESARROLLAN?

La creatividad por ejemplo, porque aquí el robot que ellos hicieron, fue el puro producto de sus ideas, no hay un manual que les diga “ese robot lo van a hacer de esa manera”, y ellos llevan 5 robots hechos de diferente forma, desde el que nos hizo ganar en el primer torneo, el que no hizo ganar en el segundo torneo, y los que hemos estado haciendo hasta llegar a los puntajes que ahorita tenemos.

¿LAS NIÑAS TAMBIÉN SE ESTÁN INVOLUCRANDO?

Sí, el primer año tuve dos niñas, el año pasado sí tuve cuatro niños, y este año seleccionamos dos niñas. Cada quien tiene sus funciones, por ejemplo, las niñas hacen la bitácora y la programación del robot, los niños hacen los drivers, son los que manejan el robot y lo construyen y lo corrigen junto con Víctor, él va a hacer un diseño en la computadora con un programa que se llama autodesk inventor, entonces cada quien tiene su función.

¿CÓMO REGRESAN DE LA EXPERIENCIA LOS CHICOS?

Cambian totalmente, ir a un aeropuerto de Estados Unidos, sabes bien qué pasa en la aduana, los revisan, ver el aeropuerto tan grande, como el de Atlanta que es tan grande que tienes que subir a un tren para poder irte a la siguiente terminal, entonces sí les abre el mundo a los niños y regresan cambiados, se les amplia el horizonte.

La ventaja que tenemos es que ya entra el próximo año el nuevo modelo educativo, y las escuelas van a decidir qué talleres van a dar, y este de robótica parece que va a tener mucho empuje, entonces posiblemente el próximo año muchas escuelas van a tener que agarrar lo que tienen ahí guardado y empolvado para utilizarlo, porque es caro el equipo, son 500 dólares por cada caja, la inversión es de cinco mil dólares.

¿EN GENERAL HAY INTERÉS DE LOS CHICOS POR LA ROBÓTICA?

Fíjate que no, por ejemplo, hay veces que escojo 120 niños, los selecciono, y quedan 80, o por ejemplo este año podríamos decir que me fue mal, porque nada más alcancé a agarrar 31 niños de la mañana y 11 de en la tarde que les interesó el programa, posiblemente muchos niños no le entran porque les pedíamos una cooperación y ya ves que ahorita los papás no tienen muchas posibilidades, aunque no fue una cantidad muy grande para lo que aprenden.

¿Vas a darle continuidad al proyecto?

Sí, yo descanso de abril a agosto, por ejemplo, ya  Rotarios que no apoyó, me dijo, “Maestro, preséntenos su proyecto y díganos cuánto ocupa, cómo lo va a desarrollar, y si podemos lo apoyamos”, entonces ahí ya tengo una puerta abierta con los Rotarios, porque de aquí en adelante el proyecto ya va a estar más grande. En septiembre presento el proyecto a Rotarios para presentar este robot de plástico, así le decimos, y hay otro que es un robot de fierro, y yo tengo las dos cosas, ya tengo cuatro niños que ya fueron al mundial, y aquí tengo otros tres, voy a hacer un equipo a nivel prepa para ver si quieren entrar.

¿AL INTERIOR DE LA ESCUELA SE HA PROMOCIONADO ENTRE LOS ESTUDIANTES LA PARTICIPACIÓN?

Claro que sí, hemos sacado al patio los equipos y en el receso se los mostramos para que vean cómo se mueven los robots y sí tienen muy buena respuesta, hemos ido a otras secundarias cooperación y les enseñamos el equipo y los chiquillos emocionados.

¿QUÉ OBSERVACIONES HAN HECHO LAS OTRAS ESCUELAS?

Los niños luego me dicen, “maestro, me voy a ir a la 81 para que me den clases de robótica ahí”, y yo les respondo, “No, dile a tu maestro que le eche ganas.”

¿HA SIDO DIFÍCIL ESTA LABOR?

Mira, cuando a uno le gusta, realmente ni lo siente, yo desgraciadamente tengo ese problema, me gustan las cosas y le echo ganas, por ejemplo ahorita tengo tres años sin ir de vacaciones, en Semana Santa me quedo con los niños sin trabajar, y la ventaja es esa, que les digo a los niños, nos vemos el sábado a las ocho de la mañana, y llegan a las ocho de la mañana, ellos están muy entusiasmados y eso a uno lo motiva para seguirle echando ganas, aunque no haya paga.

¿CÓMO VE EL DIRECTOR DE LA ESCUELA EL PROYECTO?

¡Uy!, muy bien, agradecidísimo, el doctor José Alfredo Medina Andrade, a él le presento el proyecto y me dice, “Maestro, échele ganas”, cuando le hablé la primera vez para decirle que íbamos a ir al mundial, me dijo, “Maestro véngase y de alguna manera u otra salimos”, y esta ocasión cuando le presente de nuevo el proyecto, como que no andaba muy animado, pero le echamos ganas y cuando le hablé por la otra vez que ganamos el torneo, porque es al primero que le hablo, me dice, “Ay maestro, qué caray, pues le vamos a hacer igual que el año pasado y le echamos ganas.